Disponible (H728x90)

El sonido tradicional de los fuegos artificiales en diciembre parece haber quedado en el recuerdo de los venezolanos y la caída en las ventas da muestra de ello. A menos de horas para la llegada de la Navidad en la capital del estado Guarico las noches están inmersas en el silencio. El estallido de un cohetón es percibido por los Sanjuaneros  como algo extraño. Los elevados costos de los pirotécnicos son difíciles de cubrir para las familias que prefieren utilizar el dinero para comprar comida o medicamentos. 

De acuerdo a una nota publicada en El Nacional, la feria de fuegos artificiales ubicada en El Poliedrito de Caracas es reflejo de la crisis que atraviesa País. La mayoría de los  comercios están cerrados, los vendedores sentados viendo la nada, pasillos llenos de escombros y la soledad en los locales saltan a la vista al llegar al lugar. En el caso de esta feria que abrieron sus puertas al público el 20 de diciembre, cuando antes lo hacían el 1 de noviembre. “De nota que se está perdiendo la costumbre de los fuegos artificiales en diciembre”, dijo con resignación un vendedor.

El comerciante calcula que las ventas en El Poliedrito cayeron en 90 por ciento este año. “De 73 puestos aquí solo 8 están abiertos”, dijo. Otro comerciante que prefirió no identificarse comento que para mantener su local con mercancía tuvo que hacer una inversión a principios de año. Destacó que la mayoría de los vendedores no pudieron invertir en los productos a tiempo, por lo que adquirirlos después les resultó imposible. “Antes las personas compraban por bultos, ahora solo llevan bolsitas”. 

En el caso de el estado Guarico es mucho peor realizamos un recorrido por distintos establecimientos ubicados en el Municipio Juan  German Roscio y nos conseguimos que  los precios casi in-comprables y la mercancía varían según el producto. Las tortas de explosivos cuestan entre tres y 15 millones de bolívares, un paquete de luces de bengala cuesta 110 mil bolívares, una caja con 10 bombeadores alcanza los 180 mil bolívares y una bolsa con un globo del deseo vale 50 mil bolívares. En otro lugar de la ciudad  puede conseguirse una caja individual de cebollitas en 20 mil bolívares, una caja de luces de bengala en 15 mil bolívares y cada globo del deseo en 150 mil bolívares.

Disponible (H728x90)