A las autoridades, el Arzobispo pidió que tienen la obligación constitucional de proteger al pueblo
Disponible (H728x90)

En medio de la misa de nochebuena de este domingo 24 de diciembre, el cardenal Jorge Urosa Savino, expresó que la navidad debe impulsar a cada persona según su condición a amarnos entre hermanos y a a trabajar por un mundo mejor.

No olviden el verdadero origen y motivo de la festividad religiosa, que es festejamos a Dios que se hace hombre, y acogemos su invitación a unirnos a El por la fe. Eso es la Navidad. Los regalos, las comidas, las fiestas, son secundarias, recalcó el arzobispo de Caracas.

A las autoridades, el Arzobispo pidió que tienen la obligación constitucional de proteger al pueblo.

“Nosotros estamos llamados por el Señor comunicar paz, a llevar paz, a eliminar la tristeza y el dolor, el conflicto y el odio, el egoísmo y la indiferencia, la crueldad y la guerra, la injusticia y la opresión. Por eso la Navidad debe impulsarnos a todos, cada uno de nosotros según nuestra condición. A querer amar a nuestros hermanos y a trabajar por un mundo mejor, a promover la convivencia social, a trabajar por la paz”.

A las autoridades, el Arzobispo pidió que tienen la obligación constitucional de proteger al pueblo, especialmente a los más débiles, y de garantizar a todos los ciudadanos el derecho a la comida, a la salud, al transporte, a la libertad, a la información, en fin, todos los derechos humanos.

Disponible (H728x90)