Disponible (H728x90)

Recientemente le escuche decir a un dirigente empresarial que no era hora de que un empresario aspirara a ser presidente de la república, y esto sin estar nadie preguntándoselo; bueno, esto a mí me pareció verdaderamente ridículo, más aun viniendo de un dirigente empresarial, autocalificado para eliminar cualquier aspiración que de un miembro activo de ese sector tenga respecto a ser el máximo administrador del país

 En mi condición de Economista en el libre ejercicio durante muchos años, confieso que he tenido suficiente relaciones de trabajo con el sector empresarial; en sus diferentes etapas de evolución, bien sea como emprendedores, en crecimiento, y una vez instalados con aspiraciones de más crecimiento, pues los he asistido sobre todo en sus requerimientos financieros ante la banca pública y privada. De todos los actores de la economía, verdaderamente creo que no existe un sector más constante y recatado en la planificación de la inversión que el empresario,  este ciertamente tiene la facultad de por cierto tiempo inmovilizar grandes cantidades de dinero bajo la fe y la esperanza que su planificación e inversión le dé buenos resultados, produciendo con esto bienes y servicios que irán dirigido a cubrir necesidades de la gente ; generando a su vez empleos, esta es la gran diferencia con los otros actores de la economía, con todo el respeto hacia ellos, prefieren ver el regreso de su dinero prontamente.

 Además de otras cualidades del empresario, no veo por qué entonces un dizque representante de este sector vaya a venir precisamente en este momento a decir que un empresario no este apto para ser presidente de la Republica. Donald trump por ejemplo es un gran empresario exitoso de EEUU, Macri lo es en Argentina, Macron es especialista en inversiones Bancarias  en Francia, Y muy recientemente Sebastián Piñera en Chile; todos han generado confianza en su país y han sido electos en sus respectivos países como presidentes de la Republica, sus programas de gobierno que presentaron al electorado persiguen un gran objetivo, traer progreso para la nación, sacar de la pobreza a sus habitantes y generar buenos empleos. Por cierto un empresario no estaría de acuerdo con esto que estamos viviendo hoy; un país quebrado donde no hay producción, con empresas cerradas. Es mentira que un empresario no estaría preparado para llevar las riendas de este país y sacarlo de este atolladero, todo lo contrario.

Como representante en el Estado Guárico del Movimiento Político Independientes Por El Progreso (IPP) ,trabajamos por el progreso sobre todo de la gente. A nivel nacional este Movimiento político lo representa un exitoso dirigente empresarial; el ciudadano Noel Alvarez, andamos trabajando para producir un cambio en este país y traer la estabilidad y el bienestar a las familias venezolanas, de tal manera que yo le digo a ese dirigente empresarial que en su declaración se niega como capacitado para administrar a el país, que está muy equivocado, hay suficiente fuerza en ese sector como para que un empresario exitoso con mucho que enseñar sobre todo en estos momentos de debilidades en la producción de bienes y servicios para nuestra subsistencia, pueda llegar a ser presidente de la república.

Disponible (H728x90)