Disponible (H728x90)

 

Ni las fiscalizaciones ni las amenazas a los comerciantes por parte de la ( SUNDDE) Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos impidieron que los precios de la carne de res y el pollo se dispararan en el lapso de mes y medio en todo el territorio Guariqueño.

El organismo reguló la carne entre 38.000 (lagarto con hueso, costilla y hueso rojo) y 80.000 bolívares (lomito), pero en 45 días aumentó 225%. El pasado 30 de octubre la poca carne que se conseguía en los mercados y carnicerías la vendían en 80.000 bolívares.

Ayer el kilo de carne molida costaba 230.000 bolívares en el mercado Municipal de Roscio en San Juan de los Morros, mientras que en el las distintas carnicerías de Calabozo en el Municipio Francisco de Miranda el de bistec, molida, guisada y mechada estaba en 290.000 bolívares y el de lomito en 320.000 bolívares.

En la mayoría de las carnicerías del estado no había. “La carne desapareció desde que la regularon”, aseguró un comerciante.

Lo único que pudo comprar Victor López residente del barrio los Laureles en San Juan de los Morros con lo que le depositaron en el bono alimentación fue un kilo de carne molida en 130.000 bolívares el sábado pasado. “El dinero no me alcanza a pesar de que tengo dos trabajos”, dijo mientras recorría los distintos establecimientos de venta de Carne y Pollo.

La Sundde fijó el precio del pollo entre 24.500 bolívares (entero) y 26.500 bolívares (pechuga y muslo). En más de un mes el entero se disparó 257,5%. A finales de octubre costaba, en promedio, 40.000 bolívares, pero ayer lo vendían en 143.000 bolívares y mas en algunos sitios públicos del mercado municipal de Roscio.

En una venta de pollos de esas improvisadas que aparecieron sin permiso sanitario vendían 2 pollos enteros (3,840 kilos) por persona a precio regulado en 230.400 bolívares. El valor del kilo era de 60.000 bolívares, por encima del que estableció la Sundde. Consumidores que se encontraban en el sitio aseguraron que fue esta semana cuando lo aumentaron porque la semana pasada sí lo vendían en  bolívares 45.000 el kilo.

“Eso lo hacen porque saben que uno cobra aguinaldos y bonos”, aseguró Ramón Reyes. El logró comprar los 2 pollos enteros porque hizo la cola desde la noche del día anterior. Sin embargo, algunos no lograron llegar a los que expendieron en pleno mercado libre.

Un grupo de personas no pudo comprar las piezas sueltas que comercializan como pechuga, Muslo y Carapacho a pesar de que llegaron a las 5:00 am de ayer. “Tú lo que tienes que colocar en la noticia es que en Venezuela hay bachaqueo y abuso de autoridad”, dijo una persona que se encontraba muy alterada, al borde del llanto por la frustración y la impotencia.

Otros consumidores que se encontraban en la carrera 12 en Calabozo aseguraron que algunos venden bachaqueao. “Cobraban 10.000 bolívares”, precisó una mujer. “Pero el que sale fregado es uno quien necesita realmente comprar comida”, se lamentó.

En un puesto en el mercado  frente al terminal de pasajero tenían el pollo entero en 120.000 bolívares y el muslo a 130.000 bolívares. Un empleado señaló que la distribución del producto ha caído en los últimos meses. “Antes recibíamos 30 cestas diarias, con 23 kilos cada una. Pero ahora recibimos 3 o 5 cestas”, apuntó.

Por los elevados precios, Ricardo Jimenes come pata de pollo. El kilo está en 60.000 bolívares en los distintos  mercados municipales del estado Guarico.

“Uno trabaja para comer. El dinero no te alcanza ni para un par de medias”, lamentó una consumidora que nos  encontramos. Agregó que también bajó su consumo de huevos: antes compraba tres cartones al mes pero ahora solo le alcanza para comprar uno si acaso puede por el alto costo

En casi todos los sitios donde comercializan en Guarico el medio cartón de huevos cuesta 110.000 bolívares. El de 30 unidades vale 220.000 bolívares, cuando hace un mes costaba 114.400 bolívares, es decir, un alza de 92%.

Disponible (H728x90)