Disponible (H728x90)

La vida de Ricardo Lucién tuvo un dramático cambio el 16 de agosto de 2009, cuando una bala le perforó los pulmones y lesionó gravemente su columna vertebral.

Entonces Ricardo llevaba adelante la carrera de ingeniería en la UCAB y paralelamente jugaba tenis e impartía clases de esta disciplina en las canchas del Club Táchira.

El episodio fue devastador, pero Ricardo no se rindió y hoy, con 28 años, emerge como uno de los mejores jugadores de baloncesto sobre sillas de ruedas en EEUU, tras batallar con entereza.

“Empecé en el baloncesto en silla en 2010. Jugué para el Miami Heat Wheels, equipo de tercera división, donde aprendí lo básico del deporte y me establecí como alero (guard)”.

Recuerda Lucién que después de dos años con el Heat, recibió una oferta de beca completa de la Universidad de Texas en Arlington, para integrar el equipo Movin’ Mavs.

“El nivel universitario de basketball en silla de ruedas de Estados Unidos es el más alto junto con la Liga de Primera División de la NWBA (National Wheelchair Basketball Association), y es por ello que inicié en la banca mi año de novato en 2012, pero aprovechando cada minuto que me brindaba mi entrenador”.

Integró la selección de Venezuela que obtuvo la séptima casilla en la Copa América en Colombia, en 2013 y tras regresar a la Universidad de Texas se convirtió en titular indiscutible. 

De allí en adelante ha ido en franco ascenso. En la temporada 2014-2015 obtuvo el premio First Team All American, ubicándose entre los 5 mejores jugadores de EEUU.

La temporada 2016-2017 fue la mejor de su carrera, ya que como capitán y líder de los Movin’ Mavs ganó el título nacional en Wisconsin. “En efecto, consolidado como capitán y líder del equipo, el 11 de marzo de 2017 logramos ganar el Campeonato Nacional en Wisconsin al vencer al equipo local en la final 76-52. Previo al juego por el Campeonato, derrotamos a la Universidad de Auburn y a la Universidad de Alabama en cuartos de final y semifinal respectivamente en los playoffs. Se logró el octavo título en la historia de UTA y primero desde 2006. Obtuve nuevamente un Second Team All American (tercero en 5 años) y fui reconocido internamente como el jugador de mayor impacto e influencia en el equipo”, dijo orgulloso el venezolano.

Actualmente juega como titular en la primera división (NWBA) con los Kansas City Predators.
“La idea es no rendirse”, asegura Ricardo Lucién.

Disponible (H728x90)