Disponible (H728x90)

La OEA no abordará la crisis postelectoral hondureña antes de la toma de posesión de Juan Orlando Hernández el 27 de enero, desoyendo así al pedido del secretario general, Luis Almagro, de aprobar el informe del organismo que denuncia graves irregularidades y no reconoce ningún vencedor.

Las delegaciones han acordado celebrar dos consejos extraordinarios en enero, los días 24 y 31, pero en ninguno de ellos se incluirá la presentación del informe electoral, informaron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

Almagro quería que el Consejo sobre Honduras se hubiera celebrado ya la semana pasada pero, al pedir a los países que aprueben el informe de la misión de observación electoral y no solo “tomen nota”, como hacen siempre, ha puesto en un compromiso a las numerosas cancillerías que sí han reconocido a Hernández como presidente electo legítimo, como las de EE.UU., México o Colombia.

El secretario general pidió por carta el pasado 5 de enero a la Presidencia del Consejo, que ostenta Chile hasta marzo, que incluyera la presentación del informe en la primera reunión ordinaria del año con el objetivo de ponerlo a consideración de los Estados miembros y su posterior aprobación dada la importancia del tema.

El embajador chileno ante la OEA, Juan Aníbal Barría, hizo consultas en los últimos días con el resto de representantes, pero constató que ningún país tiene prisa por abordar el informe hondureño, según explicaron a Efe fuentes de varias delegaciones.

La excusa oficial que circula entre las misiones es que no hay suficientes temas como para hacer un consejo ordinario, pero lo cierto es que ningún país -todas las fuentes subrayan que “ninguno es ninguno”- quiere que el informe se debata antes de la investidura y, menos aún, que lo tengan que aprobar.

Los embajadores, incluso los de naciones que consideran que hubo “fraude” y no reconocen a Hernández, como Bolivia y Venezuela, no han mostrado interés por atender el pedido de Almagro y prefieren “hacerlo como siempre”, es decir, limitarse a “tomar nota del informe” sin posicionarse, según explicaron a Efe varias fuentes presentes en las negociaciones.

Ningún país quiere que esto se le vuelva en contra y no quieren sentar el precedente de que los informes tengan que votarse, porque en otra ocasión puede tocarle a ellos, comentaron a Efe dos fuentes diplomáticas que conocen bien los entresijos de la OEA.

La presentación del informe de Honduras quedará aplazada al menos hasta febrero, sin fecha determinada.

La primera reunión de la OEA este año será un Consejo Permanente Extraordinario el día 24 de este mes para recibir al ministro de Defensa de Haití.

El próximo, que aún no está convocado, será el día 31, también extraordinario, y servirá para recibir a los cancilleres de Guatemala y Belice, que hablarán sobre “el informe de actividades del fondo de paz de la OEA”.

Disponible (H728x90)