El cardenal, Jorge Urosa Savino, aclaró que la Iglesia no es partidiaria de la politización de los actos religiosos, luego de que el presidente, Nicolás Maduro, recomendara recientemente a las autoridades eclesiásticas “no politizar la Semana Santa”.

En una entrevista a la oficina de prensa de la arquidiócesis de Caracas, el arzobispo calificó como “totalmente injusta” la declaración del mandatario nacional y manifestó  que “las consideraciones sobre la dura realidad del sufrimiento de los venezolanos, especialmente de los más pobres, no es politizar un acto religioso”.

Urosa Savino recordó que ha habido por parte de grupos afectos al oficialismo actos de violencia fuera de los templos e incluso dentro de estos, como ocurrió el Miércoles Santo del año pasado en basílica Santa Teresa de Caracas, durante la Misa del Nazareno; y luego, el 16 de julio durante una celebración en la Iglesia El Carmen en Catia, en la que los fieles fueron agredidos.

“Hubo allí un ataque criminal que dejó un saldo de una señora muerta y tres o cuatro heridas”, expresó el cardenal, reclamando que los responsables no han sido detenidos.

El alto clero invitó a todos los venezolanos a aprovechar estos días para acercarse a Dios, “no son tiempos para la indiferencia religiosa. Necesitamos estar unidos a Dios. Allá donde vayan, especialmente en sus tierras de origen, hay Iglesias y celebraciones de actos religiosos. También en las costas. Allí pueden combinar el descanso y el esparcimiento con la celebración del amor de Cristo, que murió por nosotros en la cruz”.

También pidió a las autoridades competentes impedir cualquier acto de violencia o alteración del orden, o agresiones a personalidades fuera o dentro de los templos.

“Aprovechemos bien la Semana Santa; renovemos nuestra fe, acerquémonos a Dios, seamos solidarios y fraternos, y defendamos nuestros derechos y los derechos de los demás”.