En el corazón de San Juan de Los Morros, capital del estado Guárico, se desarrolló la octava Batalla Productiva Obrera (BPO) con la finalidad de elevar la capacidad productiva de la Planta Experimental y de Producción Línea Nutrivida “El Gigante Chávez”, entidad de trabajo encargada de procesar alimentos para los niños de la Patria, a base de harina de arroz.

La recuperación de las maquinarias de esta importante planta del Estado, dependiente del Instituto Nacional de Nutrición (INN), es articulada con la Corporación de Industrias Intermedias de Venezuela S.A. (Corpivensa), gracias al resultado que ha brindado la política de rehabilitación del aparato productivo nacional, impulsada desde el Ministerio del Poder Popular para Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas (Minppibes).

La capacidad operativa de la planta se encontraba seriamente comprometida debido a que algunos nudos críticos que presentaban las dos líneas de producción existentes, pero gracias a la intervención del Ejército Productivo Obrero (EPO), conformado en esta oportunidad por 30 trabajadores y trabajadoras, quienes en tan solo cuatro días de jornada -desde el martes 13  y hasta el viernes 16 de marzo- logró elevar su operatividad al 50%.

Esta optimización de las líneas de mezclado y empaquetado de los productos Nutrichicha y Nuctricereal, destinados al Programa de Alimentación Escolar (PAE), beneficiará a más 4 millones de niños, niñas y adolescentes a escala nacional.

Clase Obrera Unida y Liberadora

“Las Batallas Productivas Obreras son la respuesta no armada por parte del pueblo revolucionario y chavista, que no se rinden ante la guerra económica impuesta por el gobierno de los Estados Unidos y los empresarios apátridas que no lograrán arrodillar a un pueblo valiente, luchador y rebelde que no se doblega ante nada”, destacó Sergio Requena, presidente de Corpivensa.

Es así como ese pueblo valiente representado por la clase obrera ha asumido esta tarea de desarrollar la Campaña Admirable Productiva Obrera emulando la gesta independentista  emprendida en 1813 por nuestro Libertador Simón Bolívar y que hoy se traduce en la lucha por la independencia definitiva y la soberanía productiva.

El pensamiento de bolivariano “La gloria no está en ser grande sino en ser útil” es la fuente de inspiración que nutre en las acciones de la clase obrera que de manera desinteresada que ha ido ganando espacios para consolidar la soberanía productiva, con la conformación del Ejército Productivo Obrero, donde hombres y mujeres muestran un alto grado de desprendimiento por ser útiles a la Patria.

Giovanni López, oriundo de Cagua estado Aragua, es un trabajador de la Industria Nacional de Artículos de Ferretería (INAF), quien ha participado en las últimas cinco batallas. Su inspiración, el amor por la Patria; su motivación, aportar su granito de arena en pro del desarrollo del aparato productivo nacional.

López resalta entre los trabajadores por usar una gorra particular que lleva inscrita la frase “Te Quiero Papá”, la cual muestra con orgullo ya que es un obsequio de su pequeño hijo, quien es su mayor inspiración.

“Es una gran fortaleza que me da pues yo estoy aquí por él por mi hijo y por todos los hijos de la patria”, resaltó.

Para la Gerente de la Planta Nutrivida “El Gigante Chávez”, Adriana Rodríguez, Las Batallas Productivas Obreras son actos de heroísmo invaluable de la clase obrera consciente y comprometida con el desarrollo industrial del país, “que buscan liberar a las empresas del estado, empoderando a los trabajadores de las herramientas necesarias para ganar la lucha contra la Guerra Económica”, destacó.

Nuevas Batallas

Y es que esta acción que nació en el año 2016, cuando el primer Ejército Productivo Obrero realizó el abordaje la empresa recuperada por la Revolución Unidad de Producción Socialista Agroalimentaria (UPSA) La Gaviota, ubicada en el estado Sucre, sigue su senda victoriosa en distintas entidades de trabajo en los estados Aragua, Miranda, Portuguesa, Barinas junto a esta desarrollada en el estado Guárico.

Es por ello que la representante de Nutrivida, programa que impulsa el INN, Denys Molina afirmó que estrecharán las relaciones con Corpivensa a fin de poder culminar las labores emprendidas y alcanzar el 100% de operatividad en la planta.

“Estamos evaluando la posibilidad de ejecutar próximamente otra Batalla Productiva Obrera en otra de nuestras plantas, ubicada en el estado Barinas, lo cual va a permitir procesar y aligerar el tratamiento de la materia prima de la fábrica”, señaló.

De esta forma continúa avanzando la ardua tarea que junto al Ejército Productivo Obrero viene ejecutando Corpivensa de la mano de Minppibes en cada Batalla Productiva Obrera, las cuales mas allá de contribuir a elevar la capacidad productiva de las plantas intervenidas, viene consolidando un gran red entre las empresas del Estado.