Cientos de fieles se congregaron en las inmediaciones de la Catedral San Juan Bautista, de la capital guariqueña, para venerar al Nazareno bendito, durante la tradicional misa y procesión del Miércoles Santo, considerada como una de las expresiones religiosas de mayor impacto dentro de la religión católica.

Durante esta masiva manifestación de fe, los asistentes acompañaron las imágenes de Jesús de Nazaret y la Virgen La Dolorosa, que estuvieron adornadas por cientos de flores donadas por los creyentes y cargadas por un número importante de creyentes para cumplir con sus promesas.

En el recorrido, se observó gran cantidad de personas, vistiendo atuendos de color morado, muchas de ellas descalzas y con velas encendidas, quienes en oración agradecieron al Nazareno por los favores concebidos; al mismo tiempo, que realizaron sus peticiones.

La peregrinación también estuvo colmada de fieles, quienes decidieron acompañar al Santo no solamente para pedir desde el punto de vista personal y familiar, sino también para clamar por la paz y prosperidad de Venezuela. Haciendo principal énfasis en peticiones de salud, alimentos y medicinas para los más necesitados.

Como todos los años la procesión recorrió un tramo importante de la avenida Bolívar, teniendo una parada en las afueras del Santuario San Miguel, donde los presentes realizaron una reverencia a Jesús de Nazareno; además de observar una representación de la Pasión y Muerte de Jesucristo.

Luego siguió la procesión, que se detuvo en la avenida Sendrea, donde la imagen del Nazareno se encontró con la Virgen La Dolorosa, como muestra del profundo amor que siente una madre por sus hijos.

Finalmente, la peregrinación llegó nuevamente a la Catedral San Juan Bautista, que fue recibida por el Monseñor Raúl Ascanio Chirinos, quien pidió a los presentes seguir orando y continuar renovando la fe por la Iglesia Católica, al tiempo que agradeció a los cargadores, a los grupos de apoyo, a la feligresía y a todas aquellas personas que colocaron su granito de arena para agradar al Nazareno a través de la realización de la tradicional procesión.

Vale destacar, el trabajo realizado por los funcionarios de Protección Civil, Policía del Estado Guárico, Cuerpo de Bomberos, Fuerza Armada Nacional y cargadores, que durante toda la actividad estuvieron garantizando la seguridad de los devotos; ofreciendo apoyo durante el recorrido.