Por primera vez desde 1938 no habrá ningún árbitro británico en la Copa del Mundo de fútbol, según anunció este jueves la Fifa, que dio a conocer a los 36 colegiados y 63 asistentes que estarán en Rusia 2018.

De los 36 árbitros, procedentes de 46 países, escogidos por el máximo organismo del balompié mundial no habrá ninguno representando a las federaciones de Inglaterra, Escocia, Gales o Irlanda del Norte.

Mark Clattenburg, el único juez en la lista elaborada por la Fifa en verano de 2016, y que dirigió la final de la Eurocopa de ese año entre Portugal y Francia (1-0), dejó mediada la pasada temporada su puesto en la Premier League para convertirse en el nuevo presidente del colegio de árbitros de Arabia Saudí.

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) pidió a la Fifa poder reemplazar a Clattenburg con otro colegiado de la Premier League, pero el organismo presidido por Gianni Infantino rechazó la petición.

El arbitraje británico estuvo representado en las últimas dos Copas del Mundo, en Brasil 2014 y en Sudáfrica 2010, por Howard Webb, quien dirigió, no sin polémica, la final de hace ocho años entre España y Holanda (1-0).

Críticas a la Fifa y el poder de la televisión

El francés Michel Platini, expresidente de la UEFA inhabilitado durante cuatro años, tilda de “jueces de pacotilla” a los miembros de la FIFA y del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y denuncia el poder de decisión de las televisiones en el mundo del fútbol.

“Los jueces de pacotilla de la FIFA y del TAS no son jueces reales (…) Me han impedido trabajar durante cuatro años. ¿Quiénes son esos payasos que me impiden trabajar?”, criticó Platini, quien abrió una excepción a su silencio al conceder una entrevista publicada hoy en la revista “Marianne”.

El exdirigente, responsable de la UEFA entre 2007 y 2015, cumple una inhabilitación de cuatro años por violar el código ético de la organización al aceptar en 2011 un cobro, autorizado por el entonces presidente de la Fifa, Joseph Blatter, de unos 1,8 millones de euros por trabajos hechos entre 1998 y 2002.

Platini, que tuvo que desistir de su candidatura de la Fifa en 2016 en beneficio de su antigua mano derecha, el actual presidente del organismo Gianni Infantino, explicó que espera las decisiones jurídicas “reales” como las de la Justicia suiza.

El expresidente de la UEFA recurrió también el pasado enero al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (CEDH).

“Si hoy me piden que regrese al mundo del fútbol, me convertiría en presidente de un canal de televisión, porque tendría más poder que el líder de la UEFA”, sostuvo.

Platini, legendario futbolista que fue capitán de Francia y tres veces ganador del Balón de Oro de forma consecutiva -1983, 1984 y 1985-, explicó que “las televisiones deciden el día del partido, la hora del mismo y ahora también arbitran”, en alusión al videoarbitraje.

El antiguo presidente, quien votó en favor de que el mundial de 2018 se celebrase en Rusia, opinó que “nadie hará boicot” al torneo, a pesar de las tensiones diplomáticas entre Moscú y Occidente.

“No juzgamos en función del sistema político. Yo pienso en los 150 millones de rusos (…) ¿Deberíamos privar a los chavales rusos de un mundial de fútbol porque el poder político no está a la altura de lo que esperan los observadores del mundo occidental? No me parece”, incidió.