El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, aseguró que la reunión con el presidente de Francia, Enmanuel Macron, es importante porque esa nación ha manifestado en reiteradas oportunidades la relevancia que tiene para ellos la crisis que atraviesa Venezuela. “Expresa la posición de uno de los países más relevantes que adelanta el hecho de que las elecciones no serán reconocidas”.

Borges afirmó que la posición adoptada por Francia es una muestra más de todas las democracias del mundo de no aceptar la gestión del actual gobierno. “Esto se materializa con desconocer una elección que no cumple con los requisitos mínimos”.

“No hay ningún tipo de observación internacional. El gobierno está haciendo un traje a la medida donde ellos han elegido las fechas, el cuándo, el cómo, hasta el candidato de oposición mientras inhabilitan a los otros candidatos y a los partidos políticos”, agregó.

Borges dijo que la decisión de los gobiernos de no reconocer los comicios puede traducirse en un posterior incremento de sanciones a funcionarios venezolanos por parte de organismos internacionales, retiro de embajadores o ruptura de relaciones. “El mundo entero tiene una posición frente a lo que está sucediendo en Venezuela que es irreversible”.

El parlamentario informó que se reunirá este jueves con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.