El Movimiento al Socialismo MAS, exigió al Consejo Nacional Electoral, CNE, el cumplimiento del acuerdo de las garantías electorales firmado el pasado 1 de marzo entre las organizaciones políticas que participarán en los comicios del próximo 20 de mayo y del cual, el ente comicial fue mediador, luego de los hechos violentos en Catia a equipo de Henri Falcón, según señaló María Verdeal, vicepresidente nacional del Movimiento al Socialismo MAS.

Explicó que luego de los sucesos ocurridos el pasado 2 de abril al oeste de Caracas, en el sector de Catia, donde un grupo de sujetos atacó a una movilización integrada por miembros de su comando de campaña, “urge una reunión con los miembros de las organizaciones políticas firmantes del acuerdo, con el objeto fijar los parámetros que permitan ponerle fin a este tipo de acciones para que no se repitan. Hay que darle vigencia y valor a este acuerdo en aras de la sana convivencia, la paz y el buen desarrollo de la campaña electoral”.

DDHH en franco deterioro

En cuanto a la trágica muerte de más de 60 detenidos en la policía del estado Carabobo, Verdeal rechazó la posición del Fiscal provisorio Tarek William Saab y las declaraciones de la ministra de asuntos penitenciarios, Iris Varela por considerarlas “contradictorias y absurdas” cuando Varela aseguró que lo ocurrido a los detenidos fallecidos no era de su competencia. “Esta ministra implementó lo que ella denominó como un nuevo sistema penitenciario en Venezuela, que permitió lo que vimos con horror en Carabobo, como consecuencia directa del hacinamiento en un centro de detención preventivo, tal como ocurre en cualquier organismo de seguridad que albergue detenidos, porque no existen los traslados a los centros penitenciarios”.

Enfatizó que es deber de la ministra Varela contribuir a las investigaciones que se puedan estar adelantando a fin de esclarecer lo ocurrido. “Independientemente que estén funcionarios policiales detenidos, hay que llegar hasta las últimas consecuencias del por qué ocurrió una situación tan dantesca y para que no vuelva a ocurrir”.

Por otra parte, la dirigente naranja advirtió que a un año de las protestas iniciadas en abril de 2017 por más de tres meses en contra del presidente Nicolás Maduro, y donde fueron asesinadas más de 140 personas, registrándose además más de tres mil detenidos, aún no existe ningún funcionario policial o militar que haya sido procesado por los excesos cometidos durante los más de tres meses que duró la gente descontenta en las calles del país, asegurando que la mayoría de los homicidios cometidos en este periodo, “fueron perpetrados mediante acciones sistemáticas de funcionarios del Estado que nunca podrán ser catalogados como hechos aislados”.

Condenó que hasta la fecha, no existan decisiones efectivas por parte de los tribunales competentes así como del Ministerio Público para la obtención de pruebas que permitan esclarecer como ocurrieron estas muertes, denunciando también que todo el proceso de investigación ha sido obstaculizado por los organismos que conforman el propio poder judicial. “No se han citado testigos ni tampoco se recolectaron videos de las cámaras de seguridad que muestran cómo sucedieron los hechos, ignorando por completo todo lo que conlleva el proceso penal”.

Aseguró que a los familiares de los fallecidos en 2017, solo les quedó sufrir el dolor de enterrarlos sin tener ninguna respuesta oportuna. “No se podrán revivir a estos venezolanos que fallecieron en manifestaciones establecidas en nuestra Constitución, pero la lucha debe ser hasta alcanzar la justicia para ellos”.