Erislandy Lara es exactmente el tipo de boxeador que un manager evita para una estrella en ascenso. No solo te puede detener la carrera sino que te hace lucir mal en el proceso de la derrota. Por eso no son muchos los que tocan a la puerta del campeón cubano de la Asociación Mundial.

Por fortuna, Jarrett Hurd no tuvo miedo de tocar. Queda por ver si este sábado en el Hard Rock Hotel and Casino de Las Vegas el gigante de las 154 libras puede atravesar esa puerta y encumbrarse en la división.

Nada le ha llegado fácil a Lara. Su carrera ha estado salpicada de críticas y decisiones cuestionables, pero ha sabido continuar camino como el campeón de más larga vida en su peso y ante un rival que también es campeón como Hurd se apresta a cimentar su legado en el boxeo.

Se habla tanto del estilo y la estatura de Hurd, ¿qué piensas de eso?

“Todo el mundo sabe que me encanta su estilo. He combatido con mejores y mayores peleadores que él y todo el mundo me ha visto dominarlos. Eso no va a cambiar el sábado en la noche”.

El habla de la presión constante, de una tormenta, que no vas a aguantar…

“Sí, dice que no soporto que me presionen. Quiero que venga hacia delante. Yo estoy preparado para eso. Le voy a dar una lección que no va a olvidar nunca. Se cree mucho de sí mismo”.

¿Qué ves de positivo en Hurd?

“Tengo que darle crédito a Hurd por aceptar esta pelea. Me cuesta mucho trabajo que otros boxeadores se suban al ring conmigo, pero nada más. Una vez que te subes al ring conmigo las cosas son diferentes”.

Prácticamente, Hurd salió de la oscuridad hace poco.

“Sí, pero nunca ha estado en una gran pelea. El y su equipo hablan como si tuvieran mucha experiencia, pero lo único importante qué ha sido…¿el triunfo sobre Austin Trout?…Eso no fue nada del otro mundo. Mira mi hoja de trabajo y deja que la gente compare”.

¿De verdad has visto poco de él en videos?

“Lo único que vi fue parte de la pelea de él contra Trout y de ahí puedo sacar que se le puede golpear fácilmente. Espero que para este sábado haya trabajado en mejorar su defensa, porque si no va a sufrir mucho”.

¿Será una pelea técnica o una guerra sin cuartel?

“Esta va a ser una gran batalla para los aficionados que la vean en Showtime. Estoy loco por subir al ring y unificar los títulos. Quiero hacer historia”.