El vicepresidente Ejecutivo de la República, Tareck El Aissami, señaló que el Gobierno de Nicolás Maduro iniciará un proceso de normalización de relaciones con el Reino de los Países Bajos, lo que implicará la reapertura de las comunicaciones marítimas y aéreas con las islas de Aruba, Curazao y Bonaire, que se encuentra suspendida desde diciembre.

El funcionario señaló desde el Palacio de Miraflores, donde se reunió con Stef Blok, canciller de los Países Bajos, que “a partir de hoy tomaremos todos los mecanismos necesarios para regularizar las comunicaciones aéreas, marítimas con estas islas y avanzar de manera permanente en la estricta vigilancia y cumplimiento de estos acuerdos”, que incluyen, según señaló El Aissami, temas relacionados con el control del “tráfico ilícito de drogas, trata de personas, entre otros temas que afectan la estabilidad política, comercial, las buenas relaciones de ambos pueblos”.

El vicepresidente expresó también que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro propuso como cónsul en Aruba al general en Jefe Carlos Mata Figueroa, exgobernador del estado Nueva Esparta, y espera que el Gobierno de Holanda dé el beneplácito para comenzar a normalizar las relaciones entre ambos países.

A Blok, dijo El Aissami, “le hemos pedido también transmitir la verdad de Venezuela, de cara a lo que hemos visto en estos últimos meses, el asedio por parte de algunos países respecto a los asuntos internos que hoy le conciernen únicamente al pueblo venezolano”.

“Todo lo que necesitan las Antillas Neerlandesas van a tener su apoyo y la disposición de Venezuela. Es una relación histórica, una relación de hermandad”, expresó el vicepresidente Ejecutivo.

El 5 de enero, el Gobierno venezolano anunció que suspendía por cinco días todas las comunicaciones marítimas y aéreas con las Antillas Neerlandesas, para “acabar con las mafias”. Vencido ese lapso, la suspensión fue prorrogada indefinidamente, y aún se mantiene.