En 2018 el sector de fabricantes de autopartes no han podido actualizar la solvencia en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del seguro social (IVSS), causando inconvenientes para poder adquirir divisas por medio del Dicom.

A causa de este problema el sector se ha visto afectado en la producción de los materiales comercializados por ellos.

El  presidente de la Cámara Venezolana de Fabricantes de Autopartes (Favenpa), Omar Bautista, destacó que “el año pasado recibimos divisas, pocas, pero ayudó a la empresas a trabajar”. Informó además que la Cámara ha planteado “desde octubre del año pasado (…) liberar el control de cambio, y consolidar un sistema cambiario de libre acceso”.

En lo que va de año “la actividad productiva disminuyó 37%”. Agregó Bautista

Destacó que uno de los factores que tuvo mayor incidencia en el sector de autopartes, fue el deterioro de la industria de ensamblajes, que solamente produjo en el año alrededor de 2.000 unidades, recordando que años atrás la industria llegó a producir más de 500 mil unidades al año.

Asimismo, de la caída registrada en el sector de fabricantes de autopartes, responsabiliza a las empresas básicas, específicamente a la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), encargada de la distribución de los insumos con los cuales se fabrican las autopartes, afirmando que  Sidor como el resto de las empresas básicas del Estado, tales como la del aluminio y productos petroquímicos, tienen dificultades estructurales que hay que resolver en forma prioritaria.

Un tercer factor negativo, es la falta de divisas para la importación de las materias primas, lo que afecta en forma determinante la producción.

Bautista estima que el sector de autopartes, en caso de que se tomen las medidas adecuadas y se les garantice el suministro de insumos y las divisas necesarias, tardará al menos un año en su recuperación.

Por otra parte, recordó que el parque automotriz venezolano, que supera los 4 millones 750 mil unidades, en estos momentos enfrenta severos problemas para su mantenimiento, debido a la escasez de repuestos, lo que ha conducido al encarecimiento de los precios y por consiguiente, a una fuerte caída de la demanda.