Los presidentes de Brasil, Argentina, Colombia, Chile y México expresaron este sábado su preocupación por la crisis política y económica en Venezuela, durante la VIII Cumbre de las Américas que se celebra en la ciudad de Lima, Perú.

El presidente de Brasil, Michel Temer, pidió reencontrar una salida democrática a la crisis política en Venezuela, con el respaldo del Grupo de Lima y de la Organización de los Estados Americanos (OEA), reseñó Efe.

Temer dijo que “la democracia es uno de los pilares de nuestra integración” y que el Grupo de Lima, está tratando la crisis política en Venezuela, tras la convocatoria a elecciones presidenciales en mayo próximo y después de romper el diálogo con la oposición.

En ese sentido, Temer dijo que “la OEA puede utilizar los instrumentos de protección de los derechos humanos en Venezuela y reencontrar una salida democrática” a la crisis política y humanitaria en ese país.

Macri llama a desconocer comicios

Por su parte, el presidente argentino, Mauricio Macri, anunció que su país desconocerá cualquier elección que surja de la convocatoria hecha por el gobierno de Venezuela porque no es una elección democrática.

“No podemos mirar a otro lado, donde hay un proceso político sin garantías mínimas, vamos a desconocer cualquier elección que surja de un proceso de este tipo, porque no es elección democrática”, expresó Macri.

Asimismo, instó a sus colegas de la región a “trabajar juntos en una salida democrática y pacífica para Venezuela”.

El mandatario argentino expresó su preocupación por la crisis humanitaria en Venezuela, donde “millones son obligados a dejar su tierra, y diariamente sufren de carencias de alimentos y servicios básicos”, según reseñó Efe.

Por último, pidió al gobernante venezolano, Nicolás Maduro, que “deje de negar la realidad y acepte la colaboración internacional que permita superar la crisis humanitaria que se ha vuelto insostenible”.

Colombia seguirá ayudando a los venezolanos

A su vez, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguro que su Gobierno será “implacable” con el “régimen opresor” de Nicolás Maduro, pero afirmó que seguirá prestando ayuda al pueblo venezolano que muere “de hambre”.

“Colombia es el país que más sufre la desesperada situación que atraviesan los venezolanos. Por eso somos los más interesados en que en nuestra hermana nación se restablezca la democracia”, dijo Santos al intervenir en el pleno.

El presidente de Colombia dijo que no reconocerá los resultados de unas elecciones “diseñadas para maquillar una dictadura” y pidió aceptar la ayuda humanitaria.

Chile denunció ilegitimidad de próximas elecciones presidenciales

Mientras tanto, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió a Venezuela que se reencuentre con el camino de la democracia y reclamó que reconozca la crisis humanitaria que atraviesa el país, una situación que “está condenando al hambre y la muerte” a los venezolanos.

Afirmó que esta situación “no es solamente un problema para los venezolanos” sino también para quienes aman y se comprometen con la democracia.

“No hay independencia de poderes, respeto a los derechos humanos ni democracia, hay presos políticos”, sostuvo el mandatario chileno, quien denunció la falta de legitimidad de las elecciones presidenciales convocadas para mayo próximo.

México apuesta por una solución pacifica

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que su país espera que sean los propios venezolanos los que puedan “resolver de manera pacífica” la crisis que afronta el país. “Esperamos que sea posible para los propios venezolanos resolver la crisis de manera pacífica, por medio del restablecimiento de la democracia”, señaló Peña Nieto.

También enfatizó que “hoy prácticamente en todo el continente hay gobiernos democráticos” y que, “en ese contexto”, a su país le “preocupa la grave situación en Venezuela”.

“México continuará trabajando por la vía diplomática para contribuir a ese propósito a través del Grupo de Lima, de la Organización de Estados Americanos, o cualquier otro medio de contribuya a este objetivo”, dijo.

Peña Nieto reiteró, además, el respaldo de su Gobierno a la decisión de Perú de retirar la invitación a Maduro, quien por ese motivo no asistió a la cita de Lima.

Por último, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, denunció la violación de derechos humanos en Venezuela, a su criterio “completamente inaceptable”, y exhortó al resto de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a trabajar juntos para restaurar la democracia en ese país.