La Dirección Ejecutiva Federal del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) oficializó la expulsión de cuatro de sus diputados principales y otros cuatro parlamentarios suplentes quienes renunciaron a la organización política.

El pasado jueves 12, un grupo de dirigentes de UNT anunció su incorporación en las filas del Movimiento Prociudadanos, fundado en 2016 por el empresario Leocenis García.

La lista la integran Timoteo Zambrano, Melva Paredes, Adolfo Superlano y Chaim Bucarán; y los suplentes: Maribel Guédez, Kerrins Marvárez, Freddy Castellanos y José Sánchez “Mazuco”.

Al grupo se le suman otros dos diputados José Gregorio Aparicio (independiente) y Romel Guzamana (diputado indígena que estaba desincorporado por orden del TSJ).

UNT es la cuarta fuerza parlamentaria de la oposición con 19 diputados en la AN, posición que aún mantiene pese a la renuncia de cuatro parlamentarios principales.

Campaña de descrédito

A través de un comunicado, la dirección nacional de UNT denunció la existencia de una campaña de descrédito en contra de la organización de Manuel Rosales y de la oposición que a juicio de la organización tomó intensidad tras el nombramiento del diputado Omar Barboza en la presidencia de la AN, cargo al que aspiraba Timoteo Zambrano “postulación que fue rechazada de manera abrumadora por todos los partidos de la Unidad Democrática”, dice el escrito.

El comunicado refiere a las discrepancias dentro de la oposición por los resultados del diálogo en República Dominicana, como parte de la campaña de descrédito.

“UNT informó que los diputados que montaron tienda aparte, están excluidos automáticamente del partido”.