“Obviamente estamos frente a una confabulación de gente del Gobierno, del ministro del Deporte, del presidente del Comité Olímpico Eduardo Alvarez, que es una ficha del partido de gobierno y que de alguna manera no le interesa la permanencia de Carmelo Cortez en las actividades deportivas de Venezuela”, dijo vía whatsapp el dirigente deportivo Carmelo Cortez con motivo de las recientes elecciones de la Federación Venezolana de Baloncesto.

En este sentido explicó Cortez que no avalaba ningún tipo de evento organizado por un tercero como lo es el CNE, “un organismo desprestigiado, no solo a nivel nacional, sino a nivel internacional, en el cual nadie tiene credibilidad, y por supuesto, mucho menos para nosotros, y por eso no participamos de ese evento”, dijo.

Cortez, quien se mantuvo en la presidencia de la FVB desde 1993, dijo que había hecho lo que debía hacerse, agregando que en su oportunidad había publicado un comunicado público en un diario de circulación nacional donde dejaba sentado su posición.

“Recientemente viajé a Chile al Congreso de Consubásquet donde planteé la situación por la que atraviesa el baloncesto venezolano y Consubásquet nos envió lo que se llama la Declaración de Santiago, donde le dan un apoyo irrestricto a la junta directiva de la Federación Venezolana de Baloncesto”.

Explicó que paralelamente se había reunido con diversas personas para buscarle una solución al conflicto, pero que la situación era compleja.

“Estamos luchando contra unos personeros del Gobierno, un Gobierno como éste que todos ustedes conocen no está a favor de nosotros. Ellos hicieron sus elecciones donde de 104 personas solo acudieron 62. Nosotros dependemos solamente de la postura de la FIBA, un organismo que ha sido clara y contundente. FIBA va a tener una respuesta lo más pronto posible”.

“Una sanción para Venezuela afecta a todo el baloncesto. Si eso pasa no se puede tramitar licencia de jugadores o entrenadores, no podrían participar en ningún evento de equipos o clubes, sean torneos @FIBA o regionales”