El diputado del partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Juan Marín advirtió hoy a sus pares opositores en el Parlamento que el debate para evaluar la petición de juicio contra el presidente Nicolás Maduro por el caso Odebretch podría tener consecuencias legales contra los opositores.

“La única consecuencia legal que pudiera surgir de esta reunión es que se le sumen a la ya larga lista de ilícitos, de acciones violatorias de la Constitución y las leyes, a sus acciones que para nosotros comportan un intento más del golpe de Estado”, dijo el diputado, que tomó la palabra tras interrumpir el debate de la Cámara.

Marín, que acudió a la sesión acompañado de la también diputada oficialista Ilenia Medina,aseguró que esta sesión es “un intento más para sabotear las elecciones convocadas para el 20 mayo, una posibilidad más de afectar la vida institucional de la República”.La presencia de los parlamentarios chavistas en el hemiciclo es la primera que hacen los oficialista en casi un año, luego de que éstos decidieron ausentarse de sus escaños para respaldar una decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que consideró que el Parlamento controlado por los opositores estaba en desacato, y sus decisiones son nulas.

Marín aseguró que su presencia y la de Medina “para nada convalida esta reunión”.

Y “ratificamos que sobre esta Asamblea Nacional (Parlamento, AN) pesa una declaratoria de desacato por parte del TSJ”, recordó.

“Esto no es más que una mamarrachada, eso no tiene otro nombre”, añadió.

El Legislativo, de mayoría opositora, discute una solicitud de antejuicio de mérito (proceso de retirada de inmunidad) contra Maduro que fue aprobada por el denominado “Tribunal Supremo en el exilio”, formado por cerca de 30 juristas que la Cámara invistió como magistrados pero que el propio Supremo venezolano no reconoce.

El diputado oficialista insistió en que no existe ninguna posibilidad de que haya una instancia paralela al TSJ que “con una competencia extraterritorial pueda decidir algún tema, o la continuidad o conclusión del mandato del presidente, no, no hay ninguna posibilidad”.

“No tiene ningún asidero legal”, sumó.

Hasta ahora, la Asamblea Nacional no ha asegurado que vaya a iniciar el proceso en contra de Maduro, solo convocó una sesión para “considerar la solicitud”, sin mencionar expresamente que se trata de un juicio penal y de una acción política que intenta la oposición en medio de la crisis nacional.

El caso de juicio responde a una denuncia hecha por la ex fiscal general de Venezuela Luisa Ortega ante el grupo de juristas en el exilio, en la que presentó supuestas pruebas de la participación del líder chavista en los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El fiscal general de VenezuelaTarek Williams Saab, aseguró ayer que el debate que celebrará la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) carece de legalidad y es “nulo”, pues el Legislativo está sancionado con una decisión del Tribunal Supremo de Justicia que invalida todas las decisiones que emana esa Cámara