La esperanza es la columna que sostiene a muchos venezolanos, tanto para quien se queda como para que se va, y es que el envío de una caja desde el exterior con alimentos, medicinas, artículos de higiene personal y hasta repuestos de vehículos, alimenta la esperanza de quien envía como de quien recibe, de tener con que enfrentar, en mejor condición, la crisis económica que vive Venezuela.

Un trabajo especial muestra la realidad sobre el envío de remesas a Venezuela, que significa, para algunos venezolanos, la única forma de enfrentar la realidad económica de Venezuela, donde una quincena solo alcanza para cubrir el 5% de la canasta.

La investigación, presentada por el revela que el 14% de los venezolanos recibió algún tipo de remesa durante el 2017, según la encuestadora Datos. Desde Estados Unidos se puede enviar un paquete a Venezuela por un costo mínimo de $100, incluyendo el flete del envío. Todo va a depender del valor y cantidad de productos que se envíen.

Mayormente los paquetes que llegan a Venezuela provienen de Barcelona, Londres, Miami, Madrid o Panamá, latitudes donde  ha crecido exponencialmente el número de venezolanos en el exterior.

Según cifras oficiales de 2016, un 42% de las remesas procedía de Europa y el 40% de Norteamérica. El primer país desde el cual se envían remesas es Estados Unidos y el segundo es España.

Esto se debe, para Luis Maturén, presidente de la encuestadora Datos, a que esos países fueron los primeros receptores de migrantes venezolanos, quienes ya se consolidaron, producen excedentes y pueden ayudar a sus familiares. “Pero en la segunda oleada migratoria, con destino Suramérica, probablemente se consolide y comiencen a enviar más divisas. Se calcula que unos tres millones de venezolanos mayores de 18 años están recibiendo dinero enviado desde el extranjero”, aseguró el estadístico.

En España, el costo  del envío de paquetes  promedia entre los seis y los 10 euros por kilo, un importe que multiplica varias veces el valor original de los productos y que obliga a los clientes a formar grupos para obtener tarifas reducidas al mandar volúmenes más grande.

América Latina representa el 12% de las remesas que reciben los venezolanos. De ese porcentaje, 6% corresponde a Colombia como el país en el que más criollos envían provisiones a sus familiares. Le siguen: Argentina, Chile, Ecuador y Perú.