La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, y los partidos de mayor representación en el Parlamento Europeo apostaron hoy por suspender la convocatoria de elecciones del 20 de mayo en Venezuela y llegar a un acuerdo para unos comicios con garantías.

“Pese a la suspensión de las negociaciones de Santo Domingo de manera indefinida, el gobierno venezolano ha decidido adelantar las elecciones al 20 de mayo. Ese proceso no garantiza elecciones justas”, denunció la jefa de la diplomacia europea en un debate extraordinaria en el pleno del PE sobre Venezuela.

Mogherini lamentó que no todas las partes puedan participar “en igualdad de condiciones”, lo que a su juicio va a “exacerbar la polarización” en el país y “creará obstáculos añadidos a la solución política”.

También recordó su compromiso en el Consejo de Exteriores de seguir de cerca lo que ocurra el 20 de mayo y el derecho de “tomar medidas” que se guardan los países de la UE si se viola el sistema democrático en un país que recordó sufre una importante crisis económica, social y humanitaria.

Por contra, a favor de los comicios y Maduro se mostró el eurodiputado de la Izquierda Unitaria europea Javier Couso (IU), que lamentó el procedimiento “irregular” por el que dijo se puso en el orden del día el debate extraordinario sobre Venezuela.

Couso señaló que ya van once los debates en la Eurocámara sobre el país latino, que según él el PP usa de “comodín gastado y lleno de mentiras” para hacer frente a asuntos como “la corrupción”.