El nuevo embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, indicó que su país buscará que se apruebe una resolución de condena al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro, durante la Asamblea General del organismo que se celebrará los próximos 4 y 5 de junio en Washington.

“El Gobierno venezolano es ilegítimo y lo queremos votar (en la Asamblea)”, señaló el diplomático, quien aseguró además, que Venezuela no debería ser invitada a dicha reunión.

La del año pasado, en el balneario mexicano de Cancún, terminó sin una sola mención al país latinoamericano en los documentos aprobados, pese a que el tema centró la reunión, ya que un grupo de países aliados de Caracas bloqueó la aprobación de toda condena o crítica, reseñó DPA.

Trujillo afirmó este jueves que varios países coinciden con Estados Unidos en la necesidad de incluir una condena a Maduro y su gobierno en una resolución en la Asamblea General, pero no dijo cuáles ni cuántos. “Las cosas tienen que cambiar y no vamos a seguir aceptando que pase el tiempo”, expresó.

El próximo lunes se dirigirá a la OEA, Mike Pence y se espera que pida un incremento de la presión sobre Maduro.

La presión sobre Venezuela en la OEA tiene por objetivo que en los últimos días Maduro permita la entrada de ayuda humanitaria en el país. El presidente venezolano y su Gobierno niegan una crisis humanitaria y rechazan aceptarla, a pesar de que la crisis política, económica y social es notable.

“Los Estados Unidos y varios países dicen que no es opcional en este momento: tienen que aceptar la ayuda humanitaria”, instó el embajador norteamericano.