Israel retiró su candidatura para un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, según informó la representación del país en las Naciones Unidas.

“Después de consultar con nuestros socios, el Estado de Israel decidió posponer su candidatura”, indica el comunicado, reseñó DPA.

La retirada de Israel deja a Alemania y Bélgica como únicos candidatos para los dos asientos no permanentes destinados a Europa occidental y otros grupos. Los mandatos comienzan en 2019 y duran dos años. 

El Consejo de Seguridad tiene cinco miembros permanentes -China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos- y 10 no permanentes.  

Este año hay cinco asientos no permanentes disponibles y la Asamblea General de la ONU celebrará una elección el 8 de junio para decidir a qué países se le otorgan.

Esta vez le corresponde uno a África, otro para Asia-Pacífico, uno para Latinoamérica y el Caribe, y dos para Europa occidental y otros. 

La cúpula de la Autoridad Palestina había iniciado una campaña para garantizarse el apoyo de los estados árabes y otros aliados para bloquear la candidatura israelí en la votación en la Asamblea General. Israel nunca ocupó un asiento en el Consejo de Seguridad.