Japón aspira a que Pekín y Seúl respalden mantener la presión sobre Pyongyang hasta que el régimen dé pasos concretos hacia una desnuclearización completa, verificable e irreversible, dijeron hoy fuentes del Ejecutivo nipón.

El Gobierno del primer ministro nipón, Shinzo Abe, busca que su homólogo chino, Li Keqiang, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, firmen una declaración conjunta con un mensaje contundente hacia Corea del Norte, en la cumbre que celebrarán el próximo día 9 en Tokio.

El borrador propuesto por Tokio incluye un compromiso sobre la cooperación entre los tres países vecinos para lograr la desnuclearización del Norte de forma “completa, verificable e irreversible”, así como mantener las sanciones y otras medidas de presión sobre Pyongyang hasta que dé pasos concretos en esa dirección.

No obstante, las tres partes difieren a la hora de cómo proceder para lograr que el régimen liderado por Kim Jong-un abandone sus armas nucleares, señalaron fuentes del Gobierno nipón a la agencia nipona Kyodo.

Abe ha sido un firme defensor de una postura más dura hacia Pyongyang y se ha mostrado reticente con la vía de diálogo con el régimen impulsada por Moon, y es partidario de aplicar la “presión máxima” sobre el Norte hasta empujarlo a abandonar sus armas nucleares, en línea con la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.