El secretario general del Movimiento Progresista y diputado a la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, ratificó este martes, en nombre de su organización política, el apoyo al comunicado expuesto –en días pasados- por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que refería la no participación en el evento que califican como “simulacro electoral” a realizarse el próximo 20 de mayo.

“Nosotros queremos hacer un recuento sobre lo sucedido en cuanto a participación o no en el evento del 20 de mayo. Se ha querido decir que es un problema entre los partidos políticos de la Unidad, eso es totalmente falso. Todas las encuestas señalan que la institución con mayor credibilidad para los venezolanos es la iglesia, y fue ésta la primera que a través de sus obispos y la Conferencia Episcopal, se pronunció en contra de la participación en eso que está pautado para el 20 de mayo”, indicó.

El diputado hizo énfasis en cuanto a la negativa por parte de las universidades para con dicho evento electoral, argumentando que la universidad es la segunda institución que goza de la confianza de los venezolanos. “Los rectores y federaciones de estudiantes también manifestaron su descontento respecto al acto unilateral e inconstitucional convocado para el 20 de mayo”.

Calzadilla recordó que tanto sindicatos, gremios de comerciantes y empresarios, Fedecamaras, la comunidad internacional y 22 de los 23 partidos que conforman la MUD, coinciden en la no participación en el “fraude electoral”.

Según palabras del parlamentario, dicha negativa tiene su origen “en el fracaso que constituyó el proceso de negoción en República Dominicana cuando el Gobierno en la primera reunión se comprometió a realizar elecciones en el segundo semestre del 2018, en la segunda reunión dijo que serían en el primer semestre y dimos como fecha el 30 de junio, pero en el tercer encuentro, se sentaron en la mesa con 3 partidos confiscados y señalaron a sus actores como parte de los delatores de las víctimas de la Masacre de El Junquito, siendo esto un duro golpe a la oposición”.

El vocero asegura que en aquel momento el Gobierno no sólo falto a los acuerdos previos, sino que trató de imponer como fecha electoral el mes de marzo, dejando sólo 2 semanas para los actos preliminares, siendo un margen de tiempo imposible para unificar y organizar a la oposición. Además, no se contaría con garantías, ni observación internacional, que era justamente el objetivo del proceso de negociación.

“Se burlaron de la comunidad internacional, se burlaron del pueblo venezolano y convocaron a un proceso electoral inconstitucional, adelantado, desesperado. Al darse cuenta que lograron que una pequeña parcialidad de la oposición se inscribiera, postergaron el proceso, pero no reaperturaron la postulación”, explicó.

¿Retomar el diálogo?

A juicio de Calzadilla no se le puede hablar al país de diálogo, a menos que suspendan el evento convocado para el 20 de mayo. Aseguró que se volverían a sentar con el Gobierno únicamente si se respeta el objetivo inicial, que era lograr unas elecciones limpias y consensuadas por las 2 partes, no impuestas por una de las partes.Dijo también que el simulacro del pasado domingo fue una muestra que permite prever como se desarrollarán esas elecciones.

“No nos pueden pedir revertir nuestra posición para apoyar a una pequeña parcialidad, quienes participen sólo se prestarán a una payasada y la gente lo que hará será Botar su Voto porque los resultados ya están establecidos, quien crea que el Gobierno va a entregar el poder el 21, vive en otro planeta”.

El diputado exhortó a Nicolás Maduro a analizar lo dicho por el presidente de República Dominicana ante su nuevo llamado a diálogo, “Danilo Medina no está dispuesto a ser mediador porque se siente burlado”.