Al menos nueve combatientes prorrégimen murieron este martes por la noche por el disparo de misiles israelíes contra un sector cerca de Damasco, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“Nueve combatientes de los Guardianes de la Revolución iraníes o de las milicias shíis proiraníes murieron” en el sector de Kesswa, señaló el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. Los “depósitos de armas apuntados pertenecían a los Guardianes de la revolución iraní”, citó AFP.

Defensa antiaérea siria interceptó

Las Fuerzas Armadas sirias interceptaron dos misiles israelíes disparados contra un barrio de Damasco, indicó la agencia oficial siria Sana.

“Defensa antiaérea interceptó dos misiles israelíes lanzados contra el sector de Kessna y los destruyeron”, según la agencia que antes había dado cuenta de “explosiones” en ese sector mientras que la televisión siria retransmitió imágenes de llamas.

Esos bombardeos se producen luego de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijera este martes apoyaba totalmente la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán, una decisión que Damasco condenó.

La parte del Golán ocupada por Israel fue colocada en estado de alerta elevada ante la eventualidad de un ataque iraní desde Siria.