Lo que viven los venezolanos en medio de la severa crisis económica y de salud se agudiza cada día y deja secuelas que sin duda tardarán años en recuperar. Quienes más sufren de esta agonía por la falta de alimentos y medicinas son los ciudadanos de a pie, los abuelos, los niños, los pacientes de los centros de salud de país.

No hay una ciudad o un estado cuya población no padezca algún signo de debilidad, de enfermedad, o de desnutrición y se haga evidente.

Este días atrás circularon en redes sociales las imágenes de un hombre vestido solo con ropa interior sentado en una cera de la Avenida Lara con Av. Anzoátegui, en Valencia, estado Carabobo, del fotógrafo Jacinto Oliveros.

El impacto de la imagen es cómo luce el hombre, que no parece mayor de 50 años. La evidente desnutrición se hace presente al notar cada una de las costillas en su espalda, en sus brazos, en sus piernas. Sin duda una fotografía que algunos calificaron como “un campo de exterminio chavista llamado “, publicó @Cristiancrespoj.