Las cifras que maneja la Confederación de Asociación de Productores Agropecuarios de Venezuela no son nada alentadoras para la recuperación del sector alimentario. El presidente de Fedeagro,  Aquiles Hopkins, sostuvo este miércoles que Venezuela solo está produciendo el 25 por ciento de los alimentos que consume, a pesar de que en el pasado producía el 70 por ciento.

El dirigente gremial hizo esta aseveración durante el desarrollo de la asamblea anual de Fedeagro, que se realizó este miércoles en Valencia.

Hopkins explicó que esta drástica disminución de la producción de alimentos, implica que de cada cuatro días que un ciudadano come, la producción nacional solo le garantiza la producción de un día.  Y esta es la razón por la cual se consiguen alimentos en pequeñas cantidades y los pocos que se pueden adquirir, tienen precios muy elevados.

La asamblea de Fedeagro registró buena asistencia. Leonardo Buridk, uno de los ponentes.

Por eso Fedeagro apuesta a la recuperación de la producción nacional de manera que los ciudadanos puedan mejorar su calidad de vida que se ha visto afectada por la situación actual del país.

Aquiles Hopkins sostuvo que en la actualidad hay déficit en todos los rubros alimenticios, pues la producción nacional agropecuaria tiene 10 años en caída sostenida.

Cito como ejemplo que Venezuela exportó café por 200 años y en la actualidad solo abastece el 30 por ciento del mercado nacional. Por 24 años exportó arroz hacia Colombia y hoy en día el producto solo llega el 35 por ciento del interno.

En cuanto al maíz blanco, con que se elabora la arepa, dijo que este producto era cien por ciento de producción nacional, pero en estos momentos los productores solo abastecen el 20 por ciento del consumo interno.

Al referirse al azúcar, Hopkins señaló que anteriormente Venezuela producía el 70 por ciento de este rubro, pero en la actualidad solo el 20 por ciento del consumo. El 70 por ciento de las centrales azucareras son manejadas por el Gobierno Nacional, pero solo procesan el 25 por ciento de la caña de azúcar que se procesa.

El 30 por ciento restante está en manos privadas, que producen el 70 por ciento del azúcar que se consume en el país.

“Esta es la razón por la cual no se consigue arroz, azúcar, café ni harina para la arepa. Y lo poco que pueda conseguir, tiene que pagarlo a precios exagerados”.

El dirigente agrario insistió en que tanto el sector público como el privado, deben apostar a la recuperación de la producción nacional, pero lamentablemente la política  agrícola del Estado venezolano no ha acompañado al país en ese camino.

Según Hopkins , el gobierno ha priorizado lo importado por encima de lo hecho en Venezuela, en detrimento de la calidad de vida de 30 millones de venezolanos.

El presidente de Fedeagro, manifestó que la única forma de solucionar esta situación es que el Ejecutivo devuelva los espacios al sector privado.

LOS CLAP NO SON LA SOLUCIÓN

Aquiles Hopkins también señaló que da vergüenza que el país tenga que traer del exterior los artículos  que son vendidos a la población en las cajas Clap, cuando el contenido de estas puede producirse en Venezuela, cinco veces más barato.

Subrayó que abastecer a la población de comida por medio de cajas, cada cierto tiempo, no es la solución al problema alimentario, pues todo el mundo prefiere comprar sus productos en las bodegas, abastos o supermercados más cercanos.

A su entender las cajas Clap son un mecanismo de administración de la escasez, y esa no es la solución al problema, sino buscar los mecanismos para mejorar la producción.

El dirigente gremial insistió en que es necesario abastecer a los productores de los insumos necesarios para que se puedan producir las cosechas. No tienen fertilizantes, agroquímicos ni semillas necesarias para la producción de alimentos.

Igualmente señaló que el diálogo con el Ejecutivo se ha fraccionado y que las reuniones solicitadas por el gremio no se concretan.