El Gobierno de Guatemala solicitó hoy por la vía diplomática la expulsión de los embajadores de Suecia, Andres Kompass, y de Venezuela, Elena Alicia Salcedo, por “injerencia”.

“En el desempeño de sus funciones han sumido actitudes que derivan en injerencia en asuntos internos del Estado de Guatemala no acorde a la Política Exterior del país”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

El Gobierno de Guatemala, que ya solicitó “su retiro”, está “en espera” de que los Gobiernos respectivos presenten las propuestas de los nuevos jefes de misión para “iniciar el proceso de asentimiento de los candidatos”.

La titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, dio una breve comparecencia ante los medios de comunicación que estas peticiones se han trabajado con las cancillerías de Suecia y Venezuela y que se les trasladó a cada embajador el motivo “específico” de solicitar su retiro a la “mayor brevedad posible”.

“Es una decisión soberana de la República de Guatemala y esto no significa que exista una mala relación con los Gobiernos”, aseveró la canciller, quien no quiso entrar en detalles qué motivaron esta decisión, aunque añadió que en el motivo del diplomático sueco tuvo que ver que llamara “corrupta a toda la sociedad” de Guatemala, unas declaraciones que él siempre negó.