Spotify retiró de sus listas oficiales y recomendaciones al cantante de R&B estadounidense R.Kelly, acusado de conducta sexual inapropiada, mediante una nueva política que estrenó para combatir los contenidos de odio y violentos en la plataforma musical.

La firma señaló en un comunicado que no tolera contenidos que promocionen, defiendan o inciten el odio y la violencia hacia personas por su raza, religión, identidad de género, sexo, etnia, nacionalidad, orientación sexual, discapacidad o estatus de veterano.

En ese sentido, Spotify anunció que trabaja con grupos de derechos civiles, entre ellos la Liga Antidifamación, y que ha desarrollado una herramienta, “Audiowatch”, que identifica los contenidos considerados “de odio” según “registros internacionales específicos”.

Los usuarios, además, pueden reportarlos a la plataforma, que con anterioridad ha eliminado canciones de grupos nacionalistas blancos y en este caso recuerda que los “estándares culturales y las sensibilidades varían”, por lo que analizará el contexto de esos contenidos para evaluar si son “aceptables” u “ofensivos”.

La música de R.Kelly ha sido la primera en verse afectada por la medida, tan solo unos días después de que el movimiento “Time’s Up” contra el acoso sexual amplificara una campaña en internet que pedía a la industria musical “silenciar” al cantante, “#MuteRKelly”.

“Time’s Up” se hizo eco de varias acusaciones de conducta sexual inapropiada que pesan desde hace años sobre el cantante, sometido de nuevo a escrutinio a raíz de un reportaje que le atribuye el liderazgo de una “secta” en la que retiene a mujeres jóvenes.

Spotify declaró a la revista Billboard que la música de R.Kelly estará “aún disponible en el servicio”, pero no será promovida “activamente” en recomendaciones algorítmicas o listas oficiales