En el momento en que se produzca un cambio político en Venezuela, no habrá déficit en el suministro de los alimentos, aseguró Hirám Gaviria, presidente del partido Puente y experto agroalimentario en el marco de la Asamblea Anual de Fedeagro, gremio cúpula de los agricultores de Venezuela, institución que presidio entre 1994-1998.

El dirigente político y gremial hizo un reconocimiento a la familia rural venezolana, ya que a pesar de las dificultades continúa produciendo alimentos y generando empleos en el interior del país.

Este será un año en el que, lamentablemente, bajará drásticamente la producción de los principales rubros agrícolas dentro de nuestras fronteras, afirmó Gaviria.

Advierte que se están terminando las siembras de invierno y apenas se alcanzaran las 250 mil hectáreas, cuando en el pasado reciente estuvimos en 1 millón de hectáreas. Igual merma productiva se evidenciará en arroz, caña de azúcar, café, verduras y hortalizas, entre otros renglones. También caerá la producción de alimentos balanceados para animales y consecuencialmente en pollos, huevos, cerdos y leche.

Pero Venezuela va a cambiar este año de rumbo político, vaticinó Gaviria, con lo cual volverán la confianza y la inversión, y se reactivará el agro venezolano.

Según Gaviria Venezuela cuenta con suelos, clima, agua, energía y productores rurales para producir en corto tiempo 3 millones de toneladas de maíz, 1 millón 300 mil toneladas de arroz, 1 millón 600 mil quintales de café, 10 millones de toneladas de caña de azúcar, 1 millón 500 mil toneladas de carne de pollo, entre otros  rubros agropecuarios.

El país puede abastecer la despensa interna de alimentos con producción y empleo nacional, como ya lo hizo en décadas pasadas, cuando no existía la agricultura de puertos impulsada por una renta petrolera, que hoy ya no existe.