AL menos cuatro personas murieron hoy y 20 resultaron heridas en un atentado suicida contra un funeral cerca de Bagdad, informó a Efe una fuente policía iraquí.

Un terrorista suicida detonó el chaleco explosivo que llevaba adosado al cuerpo en el cortejo fúnebre, que tenía lugar en la zona de Tayi, a 25 kilómetros al norte de la capital.

La fuente afirmó que el balance de víctimas es preliminar, por lo que el número de fallecidos podría aumentar.

La policía acordonó la zona y comenzó una operación de búsquedas en la zona, para localizar a posibles cómplices del suicida.

En los últimos años, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha intensificado sus ataques en el mes sagrado del ramadán, que comienza mañana.