El candidato colombiano de izquierdas a la Presidencia de Colombia Gustavo Petro pidió aprovechar “el paréntesis en la historia del país” que supone la paz para conseguir un cambio de rumbo y derrotar a “la clase política tradicional”.

“Ha aparecido un hálito de esperanza, un hálito de paz como en un breve paréntesis en la historia de Colombia, donde los pueblos, las regiones han dejado de padecer el miedo y en este breve instante de la historia han aprovechado los hálitos de la esperanza para congregarse en libertad y tomar decisiones”, dijo Petro en un mitin celebrado en la céntrica Plaza Bolívar de Bogotá, reseñó Efe.

Ante una plaza casi totalmente llena, reivindicó su posible llegada a la Presidencia acompañado de la ciudadanía como la democracia en su sentido más puro, “cuando se creó en Grecia” basada en “el ágora, la plaza pública”.

Con su discurso antiestablecimiento, reivindicó esa democracia que “se había olvidado en Colombia” y aseguró que “no es más que un pueblo libre que toma decisiones por sí mismo”.

Ante el nutrido grupo presente en la plaza, en la que confluyen el Congreso, la Casa de Nariño, la Alcaldía de Bogotá, la Corte Suprema y la Catedral Primada, Petro aseveró que “la clase política tradicional de Colombia se había acostumbrado a ver al pueblo como un rebaño”.

“A llevarlo de las narices, quizás con un billete moviéndolo de un lado a otro, pasivamente, manipuladamente hacia la urna. Lo que construían ahí no era una democracia, sino una dictadura mafiosa”, sostuvo el candidato del movimiento Colombia Humana y exalcalde de Bogotá.

Petro se subió al escenario acompañado de su compañera de fórmula y aspirante vicepresidencial, Ángela María Robledo, así como de su familia y varios parlamentarios electos como Aida Avella, Gustavo Bolívar o María José Pizarro.

Los asistentes, entre los que destacaba un grupo de la guardia indígena encargado de la seguridad, había numerosas banderas del partido Unión Patriótica, exterminado entre los años ochenta y noventa, así como de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19) del que formó parte el propio Petro.

Tampoco faltaron retratos de Carlos Pizarro, el líder del M-19 y padre de María José Pizarro, y quien firmó el acuerdo de paz en virtud del cual se desmovilizaron.

Frente a ellos, el candidato pidió superar la historia democrática de Colombia, que considera ha estado marcada por “las maquinarias corruptas, anacrónicas e incapaces” para que en su lugar tomen la voz “los ciudadanos libres”.

“Esta campaña electoral se define entre maquinarias que domestican el pueblo tratando de quitarle su libertad y dignidad y ciudadanía libre e indignada”, manifestó.

También hizo un repaso por la vida de tres de los grandes líderes liberales asesinados como Rafael Uribe Uribe, Jorge Eliécer Gaitán y Luis Carlos Galán, estos dos últimos candidatos como él a la Presidencia de Colombia en dos momentos muy diferentes de su historia como 1948 y 1989.

Si gana la ciudadanía, otro será el país: será el país de la paz. Si ganan las maquinarias será el de la violencia y de la corrupción”, afirmó.

Por eso, agregó que ha llegado la hora de que la ciudadanía “pueda ser Gobierno en Colombia, es decir, democracia”.

Petro también advirtió acerca de la posibilidad de adentrarse en un nuevo ciclo de violencia, que sería peor que los anteriores y que considera que “ya se está cocinando en el territorio de Colombia”.

Esta violencia “no es política”, por lo que no se puede “frenar hablando” como considera que sucedió con las guerras civiles entre liberales y conservadores o con las guerrillas.

“Por primera vez en la historia de Colombia, la violencia que está naciendo no tiene política y por eso será mucho más salvaje que la que hemos vivido”, aseveró.

Esa violencia considera que tiene como origen los carteles mexicanos que tienen sus tentáculos en Colombia y que “lleva varias decenas de policías muertos y 200 líderes sociales asesinados”.

Según todas las encuestas, Petro se sitúa en segunda posición de cara a la primera vuelta de las elecciones que se celebrará el próximo 27 de mayo, por detrás de Iván Duque, del derechista Centro Democrático, si bien prevén que sería derrotado por el candidato uribista en la segunda ronda.