Más de 29 millones de personas vieron por televisión en Estados Unidos el casamiento del príncipe Enrique con la actriz estadounidense Meghan Markle, según las mediciones de Nielsen publicadas el domingo.

Los estimados 29,2 millones de televidentes de la ceremonia del sábado exceden el número de espectadores de la boda en 2011 del hermano de Enrique, el príncipe Guillermo, con Kate Middleton, que fue vista por 22,8 millones de personas.

Enrique y Meghan se casaron en una ceremonia en el Castillo de Windsor, donde fueron saludados por unas 100.000 personas en las calles.

La pareja no tendrá luna de miel en lo inmediato, ya que se espera que el martes asistan a una fiesta para el príncipe Carlos, el heredero al trono, en el Palacio de Buckingham