El Gobierno de Venezuela repudia la nueva orden ejecutiva firmada el martes por el presidente de EEUU, Donald Trump, con la que prohíbe el financiamiento a Venezuela; al tiempo que asegura que las acciones de Trump “configuran un delito de lesa humanidad” puesto que “impiden el derecho al desarrollo de Venezuela” con el propósito de promover el derrocamiento del Gobierno Bolivariano.

alto comisionado“La República Bolivariana de Venezuela repudia y condena enérgicamente la promulgación de una nueva Orden Ejecutiva (…) con la que pretende extender nuevas medidas coercitivas unilaterales y arbitrarias, que recrudecen el criminal bloqueo financiero y económico contra Venezuela (…) El Gobierno estadounidense instrumentaliza las necesidades del pueblo venezolano como arma política para atentar contra la institucionalidad venezolana y la estabilidad de la República, y por esta vía, promover el derrocamiento del Jefe de Estado”, expresa un comunicado.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro denuncia que se trata de una “campaña de agresiones y hostilidades” por parte de EEUU para castigar al pueblo venezolano por ejercer derecho al voto en las elecciones del 20 de mayo que lo proclamaron nuevamente como presidente de la nación suramericana.

“Mediante ilícitas e ilegítimas medidas que intentan expandir el cerco económico y financiero contra nuestra Patria, para quebrantar así el derecho a la autodeterminación de nuestro pueblo y atentar contra su modelo de desarrollo socioeconómico”. destaca el texto.

Ante este escenario, El Gobierno de Venezuela alerta a la comunidad internacional sobre “la amenaza a la paz mundial” que a su juicio,representa el Gobierna de Washington, “que promueve el odio, la intolerancia y el linchamiento político y financiero contra el digno pueblo de Venezuela.”

Las medidas firmadas por Trump

El documento firmado el martes por el presidente de EEUU, Donald Trump, expone la prohibición de “todas las transacciones relacionadas con la provisión de financiamiento y otras transacciones por una persona de los Estados Unidos o dentro de los Estados Unidos”, entre ellas:

– “La compra de cualquier deuda con el Gobierno de Venezuela, incluidas las cuentas por cobrar.

– Cualquier deuda con el Gobierno de Venezuela que se haya pignorado como garantía después de la fecha de vigencia de esta orden, incluidas las cuentas por cobrar.

La venta, transferencia, cesión o pignoración como garantía por parte del Gobierno de Venezuela de cualquier participación accionaria en cualquier entidad en la que el Gobierno de Venezuela tenga una participación accionaria del 50 por ciento o superior”.

Estas medidas se aplican “sin perjuicio de cualquier contrato celebrado o licencia o permiso otorgado antes de la fecha de vigencia de esta orden”.