El segunda base venezolano, el novato Gleyber Torres, se mantuvo inspirado y poderoso con el bate y logró el cuarto jonrón consecutivo con los Yanquis de Nueva York, nueva marca que le permitió entrar en los libros de historia de las Grandes Ligas y ser el latinoamericano más destacado en la jornada.

Torres pegó de vuelta entera y los Yanquis derrotaron 2-1 a los Angelinos de Los Ángeles.

En el séptimo episodio Torres (9) conectó un bambinazo solitario y anotó la carrera de la diferencia luego de cazar la serpentina del relevo Jim Johnson, cuando había dos outs en la pizarra.

Torres, de 21 años, pegó un tiro 375 pies con el que anotó la carrera que hizo la diferencia en el marcador final y además se convirtió en el jugador más joven en la historia de la Liga Americana en pegar vuelacercas en cuatro partidos consecutivos.

Ningún jugador de 21 años o menos, desde 1920, ha mandado la pelota fuera del parque en más de cuatro partidos en fila.

A principios de esta semana, en una serie ante los Vigilantes de Texas, Torres se convirtió en el jugador más joven en la historia de los Yanquis en conectar jonrones en tres partidos seguidos.

Desde que fue convocado de la Triple-A el 22 de abril, el poder de su bate le ha permitido que su nombre sea mencionado regularmente junto a exjugadores legendarios como Joe DiMaggio y Mickey Mantle, entre otros.

En sus últimos 28 partidos desde la llegada de Torres, los Yanquis tienen marca ganadora de 22-6 y disputan con los Medias Rojas de Boston el liderato de la División Este de la Liga Americana.

Torres entró al partidos del viernes al frente de todos los novatos de Grandes Ligas en bateo, jonrones e impulsadas.

El antesalista venezolano Eugenio Suárez se voló la barda para los Rojos de Cincinnati, que perdieron 4-5 contra los Rockies de Colorado.

Suárez (9) conectó de vuelta entera en el tercero contra el trabajo de Gray, con un corredor y un out en la entrada.

El bateador emergente puertorriqueño Noel Cuevas pegó triple remolcador de la diferencia en el sexto episodio por los Rockies, que siguen líderes en la División Oeste de la Liga Nacional.

El primera base dominicano Carlos Santana sacó la pelota del campo para los Filis de Filadelfia, que perdieron 5-6 contra los Azulejos de Toronto.

Santana (9) castigó con toletazo de cuatro esquinas en el sexto al abridor Sam Gaviglio, con un corredor y dos outs en la entrada.

Desde el montículo, el abridor venezolano Eduardo Rodríguez se acreditó el triunfo en poco más de cinco episodios y los Medias Rojas de Boston superaron 6-2 a los Bravos de Atlanta, en duelo de líderes de división en partido de interligas.

Rodríguez (5-1) lanzó cinco episodios y dos tercios, permitió seis imparables, dos carreras, dio tres bases por bolas y ponchó a siete para conseguir la victoria.

El abridor venezolano se enfrentó a 26 bateadores con 101 envíos, 61 perfectos y dejó en 4.02 su promedio de efectividad.

El cerrador puertorriqueño Edwin Díaz se apuntó salvamento en el triunfo de los Marineros de Seattle, que vencieron 2-1 a los Mellizos de Minnesota.

Díaz (18) consiguió el rescate en trabajo de una entrada, ponchando a un bateador.

Su compatriota Enrique Hernández mandó la pelota al otro lado de la barda y los Dodgers de Los Ángeles superaron 4-1 a los Padres de San Diego, en el duelo de equipos californianos que militan en la Liga Nacional.

Hernández (7) lo hizo en la tercera entrada, solitario, contra el abridor Clayton Richard, cuando había dos outs en la pizarra.

El primera base dominicano Ronald Guzmán mandó la pelota a la calle para los Vigilantes, que se impusieron 8-4 a los Reales de Kansas City.

Guzmán (6) hizo sonar el bate en la cuarta entrada con un corredor en circulación al superar al abridor Eric Skoglund, con dos outs en la pizarra.

El bateador designado cubano Jorge Soler (6) pegó de vuelta entera en la cuarta, solitario, con dos outs por los Reales.

El guardabosques venezolano Gorkys Hernández conectó cuadrangular para los Gigantes de San Francisco, que perdieron 2-6 contra los Cachorros de Chicago.

Hernández (5) lo hizo en la cuarta entrada al descifrar los lanzamientos del abridor Kyle Hendricks, sin corredores en el camino.