El director de la ONG venezolana Foro Penal, Gonzalo Himiob, aseguró hoy que la forma como se liberó este fin de semana al estadounidense Joshua Holt y su esposa, Thamara Holt, “confirman” que los motivos por los que estaban presos “no eran jurídicos, eran políticos”.

“Cuando las personas son excarceladas por órdenes del presidente (Nicolás Maduro), además estás confirmando, confesando que los motivos para haberlos mantenido presos no eran jurídicos, eran políticos”, sostuvo Himiob en una entrevista en Circuito Éxitos.
Para el abogado, la liberación del matrimonio Holt “se trata evidentemente de una demostración clara de que (…) no estaban privados de su libertad por razones jurídicas válidas”.
“Se trataba básicamente de una especie de rehenes que mantenía el poder para de alguna manera forzar o tratar de forzar al gobierno de los EE.UU. a que tomase o dejase de tomar ciertas decisiones”, agregó.
El sábado, el Gobierno venezolano anunció la liberación de la pareja, presos desde hace cerca de dos años, “en aras del diálogo” con EE.UU, sostuvo el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, reseñó EFE.
A la información sobre la excarcelación se adelantó el presidente de EE.UU, Donald Trump, quien desde su cuenta de Twitter afirmó que estaría recibiendo a la pareja en la Casa Blanca.

El jefe del Ejecutivo del país caribeño, tras reunirse en las últimas semanas con senadores estadounidenses que le solicitaron medidas para su compatriota, activó las recomendaciones ante los organismos correspondientes y que, finalmente, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dio como válidas.

Joshua Holt viajó a Venezuela en junio de 2016 para casarse con la venezolana Thamara y fue detenido dos semanas después de su boda tras una redada en la que las autoridades dijeron haber encontrado rifles y munición, una granada y mapas detallados de la capital del país.
Desde entonces estuvo recluido en la sede de los Servicios Bolivarianos de Inteligencia (Sebin), donde la semana pasada hubo un motín que activó de nuevo las reclamaciones por parte de funcionarios estadounidenses en Caracas.
Altos cargos del Gobierno venezolano han acusado a Holt de ser un “espía”. Según las autoridades estadounidenses, Holt estaba encarcelado pese a no tener cargos formales en su contra.