El gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, de visita oficial en Venezuela, expresó este miércoles su firme respaldo al venezolano, Nicolás Maduro, y repudió los “intentos” de Estados Unidos de “intervenir” en Latinoamérica.

Díaz-Canel intervino en la sesión especial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), formada por chavistas y convocada en su honor, para expresar allí que el apoyo de Cuba a Venezuela “es siempre y es invariable”.

Asimismo, habló a los constituyentes y a algunos miembros del gabinete de Maduro, y pidió “repudiar con firmeza los intentos del Gobierno estadounidense de resucitar la vieja doctrina Monroe que pretende retornar a la región a la época de la intervención”.

“Venezuela necesita del apoyo de los pueblos de nuestra América en su resistencia contra la criminal guerra política, diplomática y financiera de la que está siendo víctima”, añadió.

El gobernante cubano afirmó que la victoria de Maduro en las urnas el pasado domingo es un triunfo que él y la isla caribeña celebran como propio, pese a que es ampliamente cuestionada por los opositores y por la bajísima participación, e ironizó sobre la acusación de perpetrar un “ataque sónico” a funcionarios estadounidenses.

“Yo creo que si los que acusan a Cuba de prácticas, que por supuesto nunca hacemos, de ataques sónicos, que ese día sí había un verdadero sonido en toda la isla, precisamente por la victoria de Venezuela, la victoria de la revolución bolivariana”, dijo.

Maduro fue el primer gobernante en visitar a Díaz-Canel en La Habana, luego de su investidura, ratificando allí el respaldo del país petrolero con la isla.

A su vez, Díaz-Canel, que agradeció aquella visita del venezolano, se convirtió este miércoles en el primer jefe de Estado en visitar a Maduro tras la victoria en las elecciones, cuestionada también por varios Gobiernos de la región.

“Una vitoria de ustedes es una victoria de toda nuestra América  al imperialismo no se le debe ceder ni un tantito, como decía el Che”, dijo para concluir.