Rusia se adelantó hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con la reunión que mantuvieron en Pyongyang el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Yo valoro altamente que (el presidente ruso, Vladímir) Putin contrarreste la hegemonía de Estados Unidos. Ustedes actúan con decisión y nosotros siempre estamos dispuestos a hablar con Rusia sobre ello”, dijo Kim al recibir a Lavrov, según se puede ver en un vídeo en Youtube colgado por la Cancillería rusa.

Sólo una semana después de que Trump cancelara la prevista cumbre con Kim, el sagaz jefe de la diplomacia rusa hizo una visita relámpago a Pyongyang con un mensaje de Putin para el líder norcoreano en la cartera.

El mensaje incluía una invitación para visitar Rusia, donde el padre del actual mandatario del “reino ermitaño”, Kim Jong-il, estuvo por última vez en agosto de 2011, apenas cuatro meses antes de morir.

Venga a Rusia. Nos alegraremos de verle”, dijo Lavrov, que agregó sobre su primera visita a Pyongyang desde 2009 que “uno no rechaza las invitaciones de los amigos”.

Sólo con el tiempo se sabrá si la visita de Lavrov entorpecerá o allanará el camino para la esperada cumbre entre Kim y Trump, quien hoy dejó abierta la puerta a que ésta se celebre el 12 de junio.