El Foro Penal denunció que solo la mitad de las 80 excarcelaciones, realizadas por el Gobierno de Nicolás Maduro en los últimos días, corresponden a “presos políticos”, y las demás a acusados por delitos comunes.

“Salieron libres 38 presos políticos. Los demás son presos comunes”, dijo ayer a la AFP Gonzalo Himiob, director de Foro Penal, que defiende a opositores encarcelados.
El abogado José Vicente Haro aseguró que varios de los excarcelados cometieron estafa, secuestro y robo, y que también figuran “miembros de colectivos”.
“Se hizo para abultar la cifra –y mostrarla– ante la comunidad internacional”, subrayó Haro, que representa a uno de los liberados.
Tras su reelección el 20 de mayo, boicoteada por la oposición y desconocida por gobiernos de América y Europa, Maduro prometió excarcelar a acusados de “violencia política”, que participaron en protestas entre 2014 y 2017, como parte de un proceso que busca la reconciliación del país, reseñó AFP.
Los beneficios procesales se otorgan en momentos en que Maduro se halla bajo una fuerte presión de la comunidad internacional, que amenaza con profundizar el aislamiento del país.
El viernes y el sábado pasados quedaron con libertad condicionada 80 personas, y, según el Gobierno, las excarcelaciones continuarán.
Entre los opositores excarcelados están el exalcalde Daniel Ceballos, el general retirado Ángel Vivas y el diputado suplente Gilber Caro.  
También recibió el beneficio Raúl Emilio Baduel, hijo del encarcelado general Raúl Isaías Baduel, antiguo aliado del fallecido Hugo Chávez y degradado de rango por Maduro en marzo pasado por presunta conspiración.
Muchos de los excarcelados tienen prohibición de salida del país, deben presentarse ante tribunales cada 30 días y no pueden declarar a la prensa.
Una veintena de manifestantes detenidos en abril pasado fueron liberados el 25 de mayo, así como el estadounidense Joshua Holt, preso durante 24 meses bajo cargos de espionaje, tras un encuentro entre Maduro y el senador estadounidense Bob Corker.
A la fecha, Foro Penal cifra en 316 los “presos políticos”.