Agrupo de legisladores estadounidenses pidió este miércoles al presidente, Donald Trump, que sancione a dos nicaragüenses, Francisco Díaz y Francisco López, cercanos al mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.

En una carta, los parlamentarios de EEUU reclamaron a Trump que investigue y valore castigar a Díaz, jefe de la Policía de Nicaragua y a López, tesorero del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y vicepresidente de la petrolera Albanisa, propiedad de la venezolana PDVSA.

Los senadores, entre los que están Marco Rubio y Ted Cruz, urgieron al Ejecutivo estadounidense a que aplique sanciones a Díaz y López en virtud de la llamada “Ley Global Magnitsky sobre Responsabilidad de Derechos Humanos”, que autoriza al presidente a bloquear o revocar visados de ciertos ciudadanos.

“A medida que empeora la situación política en Nicaragua, le pedimos que determine si los ciudadanos nicaragüenses Francisco López y Francisco Díaz cumplen con los criterios para rendir cuentas bajo la Ley Global Magnitsky”, escribieron.

En su misiva, relataron la escalada de violencia que se ha vivido en las últimas semanas en Nicaragua, donde 127 personas han muerto y cerca de un millar ha resultado herido desde que el 18 de abril se iniciaran las protestas contra el Gobierno de Ortega, según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH