80 ciudadanos han sido excarcelados luego de que el presidente Nicolás Maduro y la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) solicitarán al Poder Judicial otorgar medidas sustitutivas a un gran número de personas acusadas de violencia política, según cifras del presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno.

El magistrado dijo que el TSJ ha sido cuidadoso en la revisión de cada uno de los casos en su mayoría presos por delitos comunes a quienes se les han otorgados medidas cautelares o casa por cárcel, según el caso, e indicó que son muy pocos los presos políticos los que se encuentran detenidos.
“El TSJ está comprometido con el pueblo venezolano, con las instituciones y las leyes de la República para garantizar la tranquilidad y la estabilidad del país”, agregó el jurista en declaraciones ofrecidas al programa de opinión “José Vicente Hoy” que transmite los domingos Televen.
Anunció que “muy pronto” el TSJ presentará al ANC una reforma a las leyes penales “para adaptarlos a las nuevas realidades del país y que tienen que encuadrar en la lucha contra el terrorismo y a la traición a la patria”.
Moreno ofreció un balance de su gestión luego de año y medio como presidente del máximo tribunal del país y señaló que la labor ha estado sometidas a “muchísimas presiones” internas y externas por parte de grupos políticos y gobierno extranjeros.
“Los magistrados no pueden estar en sitios públicos. Atacan a nuestros hijos, familiares”, agregó el presidente del TSJ quien desestimó las sanciones que contra su persona y otros cuatros magistrados les fueron impuestas por el gobierno de EE.UU.
“Esas sanciones no tiene ningún efecto jurídico”, precisó Moreno quien manifestó estar abierto a que se revise todo su patrimonio y afirmó que no tiene ninguno bien en el exterior.
Consultado sobre la resolución de la OEA que desconoce las elecciones del 20 de mayo, dijo que en Venezuela existen “unos poderes legalmente constituidos. Maduro fue reelecto con 6 millones de venezolanos lo que demuestra que su Gobierno es democrático”.
Sobre otros temas relacionados con el funcionamiento de la justicia en el país, indicó que el Poder Judicial trabaja en coordinación con el Ministerio Públicos, ministerio de Asuntos Penitenciarios, tribunales y otras instituciones para disminuir las cifras por retardo procesal e igualmente por buscar soluciones al hacinamiento carcelario.

TSJ en el exilio

Moreno defendió la legalidad constitucional del Tribunal Supremo de Justicia juramentado por la anterior Asamblea Nacional a finales de diciembre de 2015, días después de que la oposición ganara las elecciones legislativas.
Sostuvo que el TSJ en el exilio juramentados el año pasado por la actual AN, es una “institución paralela conformado por 15 personas que usurpan funciones de magistrados”.
“Hace dos meses participé en la Cumbre Iberoamericana de presidentes de tribunales de justicia, y el TSJ fue reconocido por todos los países latinoamericanos”.
También el magistrado comentó sobre la migración de venezolanos y dijo que “muchísimas de esas personas son llevadas en forma engañosa a otros países para hacer creer que hay un caos y el país está a las puertas de una guerra civil. Venezuela es un país hermoso y hay un presidente que trabaja para el diálogo y la construcción de la paz”, agregó Moreno quien pidió a los venezolanos en el exterior regresar a la nación donde le “tenderemos la mano para construir el país que queremos”.