El ministro de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, Juan Arias, informó que en lo que va de año se lograron concretar 18 alianzas con empresas nacionales e internacionales, con el propósito de seguir impulsando el aparato industrial del país. Explicó que 11 de las alianzas que se han realizado son con empresas internacionales y siete con empresas nacionales.
Asimismo, destacó que estás alianzas son variadas las cuales cuentan con un tiempo definido, pero si los resultados productivos son positivos las partes pueden acordar para pasar hacer empresas mixtas. A su vez, manifestó que “hay un empresariado internacional que le apuesta a Venezuela porque saben del potencial que hay aquí, y no es casual que las empresas internacionales estén interesadas en invertir”.
En tal sentido, expresó que hay un montón de empresarios internacionales que quieren trabajar con Venezuela, ya que el país cuenta con un recurso humano económico, de alta calidad y formación, acá en el país se tiene un perfil formativo grande el cual no se encuentra en cualquier parte del mundo.
Arias enfatizó que actualmente Venezuela cuenta con la Ley Constitucional de Inversión Extranjera Productiva publicada en Gaceta Oficial Número 41.310 aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de fecha 29 de diciembre de 2.017, con lo cual se generan las condiciones para la inversión extranjera de manera legal.
Encadenamiento productivo
El ministro amplió en torno a la reunión que sostuvo con representantes del sector empresarial venezolano, quienes -dijo- reafirmaron su disposición de establecer alianzas estratégicas con industrias, empresas e instituciones del Gobierno, en aras de lograr un encadenamiento productivo capaz de reimpulsar la productividad nacional y encaminar al país por la vía de la estabilidad económica. 
Mencionó que asistieron empresas de diferentes sectores productivos: manufactura, alimentación, turismo, autopartes y repuestos, metalmecánica, insumos médicos, construcción, plástico, textil y calzado, eléctrico, agroindustrial, papel y criptoactivos. Señaló que este acercamiento, celebrado el viernes pasado en el Teatro del Círculo Militar de Caracas, entre empresarios es el primer paso para la concreción de acuerdos entre empresas públicas y privadas, dirigidos a dinamizar el aparato productivo nacional.
“En este momento de guerra económica existen mafias que quieren, de manera infructuosa, una paralización de la producción. Por eso, estamos planteando unir esfuerzos entre los sectores público y privado, para iniciar proyectos que incrementen la capacidad productiva cada una de ellas, además de concluir a la brevedad aquellos que están en marcha”, enfatizó Arias.
 –La guerra económica no nos ha derrotado, pero sí nos ha hecho mucho daño, especialmente al pueblo. Está generando una especie de genocidio. No ha impedido comprar medicamentos, alimentos e insumos pero nos han saboteado. Juegan a que el país se paralice, para generar caos, alertó.
 “El Señor (Donald) Trump dice que necesitamos ayuda humanitaria pero el mismo es el que produce estas situaciones”.
Asumir deudas 
En cuanto a los señalamientos que hacen la Cámara de Industria Farmacéutica (Cifar) y las aerolíneas sobre las deudas que mantiene el Gobierno con ellos y al no pagar el Ejecutivo alegan que no pueden producir, respondió no negamos que algunas o muchas de esas ineficiencias existan y que debemos corregir siguiendo el llamado que nos ha hecho el presidente de la República Nicolás Maduro. Nos convoca a todos a ver qué estamos haciendo incorrecto y generemos una mejor forma de operar.
Sin embargo, “lo que decimos es que se hace en el marco de una guerra económica. No existe ningún libro que hable de economía de guerra. Estamos enfrentando una cosa novedosa”, amplió.
Mencionó que en el caso de Sidor y de otras empresas en manos del Estado hay gente desde adentro con intereses particulares, ligados a transnacionales que han jugado a la crisis y a su privatización. Mientras que otro grupo que pertenece al sector privado quiere hacerse de las empresas básicas de Guayana, señaló.
“Se ha intentado crear una matriz de opinión de que las empresas públicas son ineficientes o son corruptas. La corrupción no es un activo propiedad de un sector, es una condición humana. Hay un sector privado muy corrupto que le ofrece dividendos o beneficios a actores públicos que gerencian empresas públicas. Tan corrupto es el privado que busca la manera de corromper a el funcionario como el funcionario que se prestó. El monopolio de la corrupción no lo tiene nadie, es un asunto humano”.
Para mantener las empresas a flote se ha subido la producción de la mayoría por lo menos las que tenemos registradas en este Ministerio, están reportando incrementos en la producción. –Ahora hay empresas que están registrando problemas de materia prima y que no pueden subir su producción porque están recibiendo menos materia prima. Es un mal nacional.
Muchos empresarios privados tienen el mismo problema y esto tiene que ver con que hay dificultades de para importar componentes. La gente está dando la pelea, están sustituyendo materia prima importada, la gente se niega a pararse. Hago un reconocimiento al sector privado y público productivo, lo hacen con mucho compromiso con Venezuela.
Atacar el mercado paralelo
Aseguró que una de las tareas fundamentales es derrotar el dólar no oficial. “No soy ministro de Finanzas ni presidente del BCV. Solo puedo decir que tenemos plena conciencia de que vamos a dar la pelea. Estamos trabajando y el trabajo que tenemos es más que todo de creatividad, para darle respuesta a ese tema”.
Negó los señalamientos formulados sobre la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional esté apalancando su operatividad en las remesas. “No es cierto que estamos viviendo de las remesas y la especulación existe porque hay consumidores con remesas”.
 –Yo diría que los países cuyo ingreso fundamental son las remesas y no es nuestro caso. Creo que el país que puntea es El Salvador, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en la lista de los países que reciben más migraciones en América Latina, no vas a encontrar a Venezuela. Es falso. –Y entre los países que reciben remesas no ves una especulación como la que hay aquí. Esa guerra con los precios es inducida.
Como decía el Presidente, cómo se explica si un producto es 100% nacional, cómo es que están subiendo los precios, no hay manera de explicarlo, es especulación. Tenemos que combatir el dólar de guerra. “Los economistas tenemos maneras de medir cuál es el tipo de cambio, el dólar implícito está en Bs 134.512,00 y por qué el paralelo diez veces más. Eso se mueve por factores políticos. Tratan de tumbar el gobierno por la vía económica”.