El integrante de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), diputado José Guerra, alegó que la escasez de efectivo en el país se debe al fenómeno hiperinflacionario y que, al querer eliminar el actual cono monetario, la crisis aumenta haciendo que los billetes circulantes sean “insuficientes”.

Añadió que otra de las causas de la escasez de efectivo es la poca emisión de billetes de 1.000, 2000, 5000, 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), que, a su juicio, se ha reducido por el nuevo cono monetario que entraría en circulación en agosto.
“En un cuadro de hiperinflación, el billete pierde valor rápidamente y hay que reponerlo con mayor prontitud y en escala mucho mayor. Somos partidarios de que hay que imprimir de una vez el billete de un Bs. 1.000.000 y de Bs. 500.000 para realizar transacciones que hoy no se pueden hacer” expresó el parlamentario.
Tras el anuncio de la reconversión monetaria y la entrada en vigencia de una nueva familia de billetes, el Gobierno nacional había dado un plazo hasta el mes de junio para retirar todo el efectivo del cono monetario actual, pero fue postergado hasta el mes de agosto.
A este respecto, Guerra expresó que “el nuevo cono monetario constituirá el gasto más ineficiente” para el país, “porque ese gasto de $250 millones  se perderá en diciembre cuando la inflación esté erosionando la capacidad de compra de esos billetes”.
Casas de cambio 
En cuanto al anuncio del vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, sobre la implementación de tres casas de cambio que operarán en el país, el diputado aseguró que “eso se va a quedar en otro intento fallido porque alguien que recibe remesas no va a aceptar la tasa Dicom cuando puede vender a dólar libre”.
Sumado a esto, habló sobre el “colapso” por parte de las plataformas que no permiten realizar las transacciones necesarias o el uso correcto de los puntos de venta. Todo esto −prosiguió− en consecuencia por la falta de efectivo que ha incrementado el uso de plataformas para realizar trasferencias bancarias y puntos de venta en distintos establecimientos.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una inflación de casi el 14.000% en Venezuela para el cierre de este año y una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de un 15%, en lo que sería su quinto año en recesión.