La sub-jefa de la Fracción Parlamentaria 16 de Julio denunció que las universidades venezolanas son víctimas de la crisis que ha dinamitado la vida económica del país, señaló que en los últimos años las mismas han visto mermar su matrícula estudiantil, profesoral e investigativa, amén de la destrucción física de sus instalaciones: “esto es una acción calculada de la dictadura que tiene como propósito el vaciado intelectual del país, dijo.

Para la docente de Ciencias Sociales, la Universidad constituye un espacio para la producción del conocimiento, el desarrollo del pensamiento crítico, la participación política , la promoción de la libertad y la movilidad social, lo que a su juicio representa un peligroso para cualquier dictadura: asimismo destacó que entre los principales problemas que la aquejan se encuentran la falta de transporte, la escasez de alimentos, las fallas en los servicios públicos y los salarios de hambre de sus docentes y trabajadores, lo cual atenta contra su funcionamiento, pero “resulta más que evidente que eso es lo que quiere el régimen, ellos no quieren gente pensante, necesitan una universidad postrada, por ello cercenan su autonomía” fustigó.

Hernández refirió que esta situación se repite en todos los niveles de la educación en Venezuela afectando la operatividad de las instituciones educativas tanto públicas como privadas que al no poder mantener sus instalaciones sacrifican la formación docente, la actualización de las bibliotecas y la inversión en investigación, explicó.

Para la diputada de Vente Venezuela la rearticulación de las universidades venezolanas será decisiva para superar la actual dictadura, por lo que considera que desde la Asamblea Nacional están obligados a acompañar su lucha en contra de un régimen aniquilador del conocimiento: “la universidad es puntal para la reconstrucción de la república y la venezolana es un referente ético, que no se doblega ni se doblegará, es depositaria de nuestra confianza”expresó.

Finalmente Hernández señaló que insistirá en elevar la voz del sector educativo, pues dijo estar convencida de que es un tema pendiente en la agenda legislativa, por lo que anunció que, en los próximos días, celebrará los contactos necesarios para apoyar dicha causa, desde el parlamento.