En Venezuela urge un plan de emergencia educativa para poder convertir las escuelas en comedores donde los niños vayan y coman, incluso en vacaciones, afirmó Antonio Ecarri, presidente nacional de la Alianza del Lápiz. Denunció que los colegios hoy registra más de 60% de ausentismo de niños y adolescentes por la falta de comida.

Ecarri responsabilizó al ministro de Educación, Elias Jaua Milano, por la ausencia absoluta de programas de alimentación en centros educativos.

Este ha sido un año escolar con hambre. No hay programas de alimentación, lo que está originando una crisis de deserción. Yo quiero corregirlo, ministro Jaua, en Venezuela no hay deserción escolar, hay expulsión del sistema educativo”, expresó el también presidente de la Fundación Arturo Uslar Pietri en una entrevista ofrecida a Venevisión.

Ecarri explicó que el sistema educativo venezolano no ofrece las condiciones necesarias a los niños para que se queden en las escuelas. “No les están dando alimentación, no les está tienen la infraestructura adecuada. Los maestros son los perores pagados de América Latina y prácticamente del mundo. En el estado Zulia ni siquiera hay luz, destacó.