Tras la decisión del gobierno de tomar el 70% de la producción nacional, el sector agroindustrial consideró que en vez de mejorar, esa estrategia, agrava la crisis económica.

Estas declaraciones se dan luego de que este miércoles, el ministro de Alimentación, Luis Medina, sostuviera que solo el 16% de los productos básicos están en anaqueles, justificando la acción del Ejecutivo al tomar esta medida.
En ese sentido, el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, manifestó que el problema no es como “le ponemos la mano a lo poco que no se produce, el problema es la caída de la producción”.
Asimismo señaló que “la estrategia del Gobierno es ver cómo fijo un precio y cómo obligo a que me entreguen la producción”, lo que genera que la crisis empeore.
Hopkins aseguró que en cuatro estados del país, las gobernaciones se apropian, de parte, de la producción.
Por otra parte, Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras calificó como irresponsable la medida puesto que, con el 30% que le queda a las industrias que tienen insumos agroalimentarios, no se pueden abastecer ni siquiera los supermercados y bodegas del país.