La Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos, representada en sus autoridades, docentes, estudiantes, personal administrativo y obrero, no ha acatado ni acatará el paro de 48 horas convocados por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), cuyos miembros alegan incumplimiento de pago del aumento salarial.

En ese orden, con toda normalidad se han venido desarrollando las actividades administrativas,  académicas, de investigación y producción en la máxima casa de estudio del estado Guárico, pese a los paros convocados por la Fapuv.

Los profesores unergistas están comprometidos con la formación de los jóvenes venezolanos

Aún  cuando Venezuela  pasa por momentos difíciles, las autoridades de la Unerg, encabezadas por el rector José Luis Berroterán, le han hecho frente a esta situación (guerra económica),  al desarrollar planes que de una u otra manera benefician a la comunidad universitaria en su totalidad.

Al respecto,  el rector Berroterán señaló que  todas las universidades que forman parte de  la Asociación de Rectores Bolivarianos (Arbol)  se han mantenido    y se mantienen  activas. Y acotó que la Unerg “sigue formando profesionales  y a su vez luchando por las reivindicaciones del sector universitario (…) vamos a fortalecer la defensa del proceso revolucionario y a consolidar la ofensiva con  producción,  formación y concienciación”.

El rector Berroterán declaró que la Unerg continua con sus puertas abiertas.

Berroterán fue enfático al señalar que en  estos tiempos  hay que cerrar filas frente al  imperialismo y no generar  muestras de fisura. “Respaldemos con hechos al gobierno, al presidente Nicolás Maduro y a  todo su tren ejecutivo (…) la lealtad, el trabajo y la solidaridad son nuestro norte”.

Por otra parte, reiteró que la Unerg continua con sus puertas abiertas  y  con las actividades que ha planificado para afianzar las lineas estratégicas presidenciales con respecto a:  “mantener el diálogo, ratificar el socialismo del siglo XXI, defender los logros de la revolución, fortalecer la economía, afianzar la ética y defender la patria ante  ataques internacionales”.

El transporte universitario funciona con total normalidad