Los empresarios alertan sobre mayor escasez de alimentos tras la medida anunciada por el Gobierno de quedarse con 70 por ciento de la producción nacional.

Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras, calificó como irresponsable y populista la decisión anunciada por Tareck El Aissami, ministro de Industrias y Producción Nacional.

“Las áreas que controla el gobierno están paralizadas, el productor nacional es quien hace el esfuerzo mañana, tarde, noche, siete días a la semana para abastecer a los venezolanos, ahora el Gobierno quiere quedarse con 70 por ciento de esa producción”, dijo

Larrazábal advirtió que los que comerán serán los que tengan acceso a los CLAP, “el resto no comerá porque con 30 por ciento no se abastece a las industrias ni supermercados”.

Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagró, se sumó al rechazo de la medida. Declaró que la falta de oferta alimenticia es consecuencia de la caída en la producción, donde se presentan fallas que datan a más de 10 años atrás. “No estamos produciendo como deberíamos”.

Alertó que la crisis se agravará si el Gobierno cumple con obtener 70 por ciento de los alimentos que se generan en el campo.

“La estrategia del Gobierno es ver cómo fijo un precio y cómo obligo a que me entreguen la producción (…) Si el propio ministro asegura que hay 16 por ciento de abastecimiento de 50 rubros básicos, lo que está a la vista no necesita anteojos, el problema es cómo producimos”, insistió Hopkins