Irán aseguro este domingo que “frustrará” el plan de Estados Unidos para evitar que venda su petróleo al extranjero y advirtió a Arabia Saudita que no intente suplantarlo en el mercado internacional del crudo.

“Probablemente haremos algo para frustrar el eslogan de Estados Unidos según el cual hay que contener el petróleo de Irán”, dijo el viceprimer ministro iraní, Eshagh Jahangiri, en un discurso retransmitido por televisión, reseñó AFP.
“El gobierno tiene un plan (…) y estamos seguros que gracias a Dios seremos capaces de vender nuestro petróleo”, añadió. El departamento de Estado norteamericano pidió el martes a todos los países del mundo, incluyendo a China e India, grandes clientes de Irán, que dejen de importar petróleo iraní antes del 4 de noviembre, bajo amenaza de sanciones.
Estados Unidos decidió en mayo restablecer las sanciones contra Irán y salir del acuerdo histórico que había firmado junto a otras potencias sobre el programa nuclear de este país en 2015.
Por su parte, el presidente estadounidense Donald Trump dijo el sábado que Arabia Saudí había aceptado, a petición suya, aumentar su producción de petróleo para hacer frente a la caída de la producción en Irán y también en Venezuela. Una idea que no gusta en Irán.
“Está suplicando a los saudíes que aumenten su producción de manera que si se reduce la cuota de Irán no pase nada en los mercados”, dijo Jahangiri, advirtiendo que “los países que intenten tomar el lugar de Irán en el mercado de petróleo serán culpables de traición contra Irán”.